Cristofer González luce tranquilo en 115 libras tras pesarse al llegar a Belfast

Las palabras de Cristofer González irradian nuevamente seguridad: “Voy con la misma ilusión que cuando no tenía título… Quiero tener frente a frente a Barnes … No me intimidó Daigo Higa, menos el irlandés”.

Cristofer “el Látigo” González será dirigido por Gustavo Herrera. LAPRENSA/ARCHIVO

Las palabras de Cristofer González irradian nuevamente seguridad: “Voy con la misma ilusión que cuando no tenía título… Quiero tener frente a frente a Barnes … No me intimidó Daigo Higa, menos el irlandés”. El Látigo es un muchacho consciente de los beneficios de poseer la corona. Su tío Róger González se lo recordaba siempre: “¿Verdad que te gusta esta vida? Entonces tenés que partirte el lomo entrenando”.

Este martes arribaron a Belfast tras un largo viaje de varias escalas iniciado el lunes: primero Panamá, luego Ámsterdam y finalmente Belfast. El campeón no quiere ser un monarca efímero, de una sola defensa, por eso pretende noquear tan rápido como sea posible.

De los 13 campeones mundiales que ha tenido Nicaragua en su historia, cuatro de ellos han perdido el título en su primera defensa. El primero fue Eduardo “Ray” Márquez, un campeón muy frágil, quien le llevó a Iván Calderón el cetro a casa, cayendo dos meses después de haberle arrebatado el título a Jorge Mata de manera contundente. El otro caso fue el de José Alfaro. Quiebra Jícara lo consiguió en Alemania ante Pantan Narongwet y seis meses después fue noqueado en Japón por Yusuke Kobori, una verdadera sorpresa cuando el rival estaba al alcance. El tercero en la lista es Byron Rojas, su canto duró muy poco. CP Freshmart le arrebató la sonrisa en Tailandia cuando había invertido en una preparación en Panamá con Rigoberto Garibaldi. Y por último está Randy Caballero, quien falló en la báscula en medio de misterios sobre su repentina subida de peso.

A lo interno del equipo de González, ya instalado en Belfast, se informa que tras llegar al hotel, el cual tiene buenas condiciones y cumple con lo básico, se pesó y marcó 115 libras abrigado por una suave brisa y un clima agradable.

Debido a que estaba cerrado el gimnasio tuvo que entrenar en el hotel sin mucha relevancia, preparándose para el entrenamiento público de este miércoles, cuando su mirada se cruzará a la 1:25 p.m. (hora de Irlanda del Norte, 6:15 a.m. en Nicaragua) con el retador a su cetro: Paddy Barnes, una figura local acostumbrada a la gloria tras ser cubierto por dos bronces olímpicos.

En aquel mes de abril cuando el Látigo noqueó a Daigo Higa, sus palabras se transfiguraron en hechos, una máquina de tirar golpes y un púgil con cuerpo de piedra soportando castigo, esta vez está por verse, pero si algo tiene claro es no regresar a su vida de antes, cuando no ajustaba el cetro del CMB en su cintura.

...

Notas Relacionadas