Portada_Super_Banner_P_Section_1

La represión les quitó los ojos

Un oportuno programa de prótesis que dirige un alma bondadosa les regresó esperanza

Los jovenes beneficiados con prótesis ocular. HOY/Cortesia

En los primeros seis días de enfrentamientos entre policías y estudiantes universitarios, nueve personas fueron heridas en la cara con armas de fuego y perdieron un ojo. La represión gubernamental recrudeció y las víctimas que resultaron con alguna afectación en la vista ya sea por bala, bala de plomo o charneles, ascendieron a 28.

“Sinceramente de ojos no sé cuántos existirán a nivel nacional. Entonces no sé si habrán más casos que tal vez no saben de este programa y no me han podido contactar”, expresó Irela Iglesias, quien inesperadamente se hizo cargo de 28 jóvenes a quienes ha acogido en el Programa de Prótesis Ocular y ayuda a otros heridos.

Algunos fueron heridos con balas de goma y proyectiles. El primer herido fue Roberto José Rizo Valdivia, de 26 años, estudiante de la Universidad Nacional Agraria (UNA), quien recibió un disparo en el ojo izquierdo, el pasado 19 de abril. Irela quedó marcada con las imágenes del estudiante con el rostro ensangrentado que circularon en las redes sociales y se contactó con él para ayudarle.

“Al inicio fue solo Roberto, al día siguiente conocí a 8 más. Hice una campaña para conseguir prótesis para los primeros nueve. Después me localizó la abuelita de Claudio, ya eran diez y así la lista comenzó a crecer (a 28)”, recordó Irela.

En el camino

“El disparo vino de la parte de enfrente, porque yo iba caminando, solo sé que estaban tres que decía policía (en su vestimenta), de los mismos que están vendiendo a su patria”, relató el estudiante Carlos Sevilla, cinco días después de haber perdido el ojo derecho.

Irela tenía planes en abril de irse a vivir fuera de Nicaragua. “No se pudo el viaje, Dios tenía esto”, dijo al diario HOY. Irela es administradora de empresas y madre de dos hijos. Tiene 41 años.  El amor al prójimo la llevó inicialmente a ayudar a niños con cáncer del Hospital La Mascota y también visitar asilos de ancianos. Ahora se ha entregado de lleno a estos jóvenes que resultaron con afectaciones en la visión.

Asevera que de los 28 afectados, no todos estaban involucrados con las protestas, ya que algunos salían de sus trabajos. “Yelsin venía saliendo de su trabajo. Les tocó estar en el lugar exacto y a la hora equivocada”, afirmó Irela.

Agradecidos

Mamá, madrina y doctora son algunos de los calificativos que recibe Irela de parte de los jóvenes.
“Yo les digo: ‘ni me agradezcan. Con solo que tenga el cariño de ustedes y verlos con sus prótesis es suficiente’”. Se emociona cuando habla de ellos.

“Un muchacho de Masaya, por ejemplo, va a ser papá y en agosto nace la niña. Le va a poner mi nombre y voy a ser la madrina”, dijo con alegría.  Otro de los jóvenes contraerá matrimonio y le expresó que ella sería la invitada especial. Estos muchachos son de escasos recursos y las prótesis oscilan entre los 1,000 y 1,200 dólares.

“Me he quedado asustada porque el que hace las prótesis es amigo mío. Es el mejor porque las hace personalizadas. Hay otros que las mandan a traer y son prótesis adaptadas. A veces no se miran bien y quedan con defectos”, reveló.
Asegura que su amigo únicamente le cobra los materiales y eso ha sido de mucha ayuda. Por lo tanto, las prótesis quedan en 500 dólares. Es decir, la mitad de su precio real.

“Yo quería lo mejor para los chavalos, mejor hospital, buenos médicos, excelente prótesis. Médicos se han puesto a su disposición: oftalmólogos, psicólogos, clínicas”, confió.

Con apoyo de muchos

Una vez que los muchachos están listos para recibir sus prótesis, tienen que ir a cuatro citas donde el ocularista. Primero para tomar medidas de las prótesis. Segunda para tallar, tercera para pintar el ojo y la otra es entrega”, explicó. Asimismo, aseguró que después que son intervenidos, el ocularista debe esperar cinco semanas para que el ojo desinflame.

“Hay unos que les ha quedado el párpado de abajo un poco más grueso, o alguna cicatriz. Si te fijás bien, no pareciera (prótesis) porque mi amigo las hace bien personalizadas”, afirmó Iglesias.

Explica a donantes

Irela ha captado la atención de muchas personas que quieren ayudar a los jóvenes afectados. De empresas no ha recibido ayuda. Personas dentro y fuera del país, desde un inicio la localizaron para que fuese un puente con los jóvenes.

“Gracias a Dios la gente ha confiado en el trabajo que yo estoy haciendo”, dijo. Al inicio empezaron a donarle víveres, ropa y zapatos. Y se los repartió a los primeros nueve jóvenes que conoció. “Cuando ya había hecho la recolecta de los muchachos, seguí recibiendo donaciones: ropa, zapatos, pero después empezó a crecer la lista, empecé a crear un fondo. Y saqué para la prótesis de Claudio”, detalló.

De esos fondos, a Irela a veces le toca ir al supermercado a comprar pollos y verduras para estos jóvenes.
“En lo que puedo doy. La donación que yo recibo no es solamente para prótesis. Abarca diferentes necesidades, y como la gente ya me conoce, siempre me piden ayuda”, manifestó. Al donante, les explica que utiliza el dinero para diferentes causas y necesidades.

“¿Usted dígame en qué los puedo usar?”, les pregunta. “Hay gente que me dice: ‘voy a amadrinar a un muchacho de prótesis’. Después les mando fotos y recibos. Soy supertransparente”, enfatizó. “Yo mando pruebas para que confíen en lo que estoy haciendo”.

Para el futuro

El Programa de Prótesis Ocular ayuda a otros heridos, tiene una página en la red social Facebook, donde postean información y fotos de los jóvenes que están recibiendo prótesis.
“En honor a todos mis chavalos, porque así les digo, voy a hacer una fundación siguiendo el tema de las prótesis”, expresó Irela.

El programa está ampliado a personas que han resultado heridas durante la crisis que atraviesa el país.

De los 28 afectados en la vista, algunos siguen en valoración médica. Otros, según el daño, requerirán lentes.

Secuelas de la crisis

2,720 personas habían sido heridas desde el 19 de abril hasta el 25 de julio, según el último informe de víctimas que dio a conocer el organismo de derechos humanos ANPDH.

317 personas han perdido la vida producto de la crisis sociopolítica, de acuerdo con el último dato de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Cada día aumentan.

118  días de crisis se cumplen hoy desde que iniciaron las protestas, el 19 de abril pasado, sin que el Gobierno ofrezca una solución, pese a ser esa la exigencia generalizada.

...

Notas Relacionadas