Cardenal Leopoldo Brenes lamenta últimas dos muertes tras semana sin víctimas

"Un nicaragüense que fallezca, sea de la tendencia que sea, siempre es un dolor para Nicaragua y eso es condenable", señaló el cardenal Brenes

El Cardenal Leopoldo Brenes. HOY/Archivo

El cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes lamentó hoy las dos últimas muertas ocurridas en el marco de las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega, tras una semana sin víctimas.

“Verdaderamente es triste porque durante la semana miraba como iba superando esto (los muertos)”, dijo Brenes, también arzobispo de Managua, tras oficiar una misa.

El religioso lamentó y condenó tanto el asesinato de un hombre identificado como Lenin Mendiola, quien murió mientras se realizada una marcha por la libertad de los “reos políticos” en el municipio de Matagalpa (norte).

También la de Darwin Ezequiel Rostrán Polanco, un hombre señalado como supuesto asesino de tres agentes de seguridad en junio pasado y que, según la versión policial, murió en un tiroteo con agentes del orden en Mulukuku, al norte de Nicaragua.

Dolor para Nicaragua

“Un nicaragüense que fallezca, sea de la tendencia que sea, siempre es un dolor para Nicaragua y eso es condenable”, señaló el cardenal Brenes, quien elevó su oración y cercanía a ambas familias.

Asimismo, exhortó a los medios nicarag enses a difundir mensajes que digan: “¡Qué un nicarag ense más no sea asesinado!”.

Además, lamentó “la cantidad de personas que están todavía en las cárceles” por manifestarse en contra el Gobierno, que según los detractores del Ejecutivo son al menos 135.

“Oremos por todos y pidamos a nuestro buen Dios que ojalá puedan pronto lograr la libertad estas personas que están en estos momentos en las cárceles”, abogó.

 

Las protestas

Desde el pasado 18 de abril, Nicaragua está sumergida en una crisis sociopolítica que ha dejado, según diferentes organizaciones pro derechos humanos, entre 317 y 448 muertos, que el Gobierno cifra en 197, convirtiéndose así en la más sangrienta desde la década de los 80.

Las protestas contra Ortega se iniciaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

...

Notas Relacionadas