Más de 300 asegurados se quedan sin atención médica al cerrar Policlínica Somoto

Asegurados del INSS no saben si serán absorbidos por la Clínica Médica Previsional del Minsa

La privada Policlína Somoto, en Madriz, cerró sus puertas dejando a más de 300 asegurados sin atención médica especializada.HOY/ W.aragón

La actual crisis sociopolítica y económica que se vive desde hace 112 días en nuestro país
habría sido la causa principal del cierre definitivo de la privada Policlína Somoto, y que prestaba
servicios médicos especializados a asegurados del INSS (Instituto Nicaragüense del Seguro
Social), ha dejado a más de 380 asegurados sin el servicio.

La Policlínica Somoto estaba funcionando desde hace más de 18 meses, después que también
cerrara la Clínica Profamilia, propietaria del edificio, y que según conocimos de una fuente del
Ministerio de Salud (Minsa) será ocupada ahora por la Clínica Médica Previsional del Minsa en la
ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, y que absorberá a los asegurados que
abandonó la recién cerrada Policlínica Somoto.

También lea:  Oficialismo convoca a contramarcha para este sábado, el mismo día en que los autoconvocados marcharán

Sin explicación

Se intentó conocer del cierre de la Policlínica Somoto, pero en el lugar no se encontró a nadie, y
también del Minsa de Madriz, pero ahí se niegan a brindar información a medios que no son
afines al gobierno, sin obtener resultados.

Gonzalo Hernández Cáceres dijo que se dio cuenta del cierre de la Policlínica Somoto cuando llegó a buscar atención y ahora no sabe por quienes serán atendidos, “nosotros nos damos cuenta del cierre de esta clínica hasta que venimos a buscar el servicio y hasta ahora no sabemos quién nos brindará atención”, expuso.

Actualmente la Clínica Médica Previsional del Minsa en la ciudad de Somoto, atiende en el
antiguo edificio en que funcionaron las salas de los juzgados, y que no presta las condiciones de
infraestructura por ser un edifico pequeño y en malas condiciones, “nos han dicho que en los
próximos días estaremos trasladándonos al edificio que es propiedad de Profamilia, o sea donde
estaba antes la recién cerrada Policlínica Somoto”, dijo una funcionaría del CMP de Somoto,
quien pidió omitir su nombre por no estar autorizada a hablar.

“Estas clínicas privadas, incluyendo la CMP del Minsa, han sido un desastre porque dan un
pésimo servicio y porque son inestables, además los médicos y enfermeras que ahí atienden son
los mismos que trabajan en el hospital Juan Antonio Brenes Palacios de (la ciudad) Somoto, y
estos terminan cansados atendiendo en dos lugares, a veces a la misma vez porque hay
médicos que salen corriendo del CMP porque los llamaron de urgencia al hospital”, dijo don
Jorge Luis Peralta Rodríguez, habitante del sector (barrio) 16 de la ciudad de Somoto.

...

Notas Relacionadas