Cruz Roja Nicaragüense con limitaciones de recursos

Tienen que prestar otros servicios que son cobrados para la sostenibilidad de la institución

La Cruz Roja Nicaragüense, de la Filial de Somoto, en Madriz, requiere apoyo económico para su funcionamiento. HOY/ W.Aragón   

Los responsables de la Cruz Roja Nicaragüense, Filial de la ciudad de Somoto, logran sostener la institución prestando servicios de exámenes de la vista, de sangre y psicológicos que son pagados por los solicitantes y que permiten cubrir los servicios de traslado de emergencias de pacientes en las dos ambulancias y primeros auxilios con sus equipos de socorristas.

Armando Morales Umanzor, director de la Cruz Roja de Somoto, en el departamento de Madriz, explicó que debido a la actual situación que se ha vivido en el país enfrentan la falta de recursos y apoyo de algunas empresas privadas e instituciones del estado que colaboraban con esa institución para su sostenibilidad, “estamos necesitando continuamente material de reposición (gasas, alcohol, jabón líquido, solución antiséptica desinfectantes, pomadas dermatológicas, analgésicos, apósitos estériles, vendas y esparadrapo, guantes estériles, pinzas quirúrgicas, tijeras y material de satura) que van en los maletines de los socorristas”, dijo.

Puede interesarle: A balazos fue asesinado por la Policía un campesino en Mulukukú

“También hay que garantizar que nuestros socorristas voluntarios y permanentes se mantengan debidamente equipados con camillas para auxiliar a personas en riesgo, dispositivos portátiles para brindar respiración artificial, collarines cervicales, férulas de inmovilización y los mismos maletines de primeros auxilios, además de las camisetas con los distintivos de la Cruz Roja, toallas, guantes, cascos de seguridad, chalecos, entre otros”, expuso Morales.

Otro aspecto señalado es la necesidad de tener abastecidos de combustible (diesel) los tanques de las dos ambulancias para estar disponibles a salidas inmediatas de emergencias solicitadas tanto en el casco urbano como rural del municipio de Somoto, “a esto hay que agregarle las necesidades de llantas nuevas, líquidos de frenos, aceite del motor y diferenciales y engrase periódico del rodaje de las camionetas”, indicó.

Añadió que han tenido que reducir el traslado de pacientes de la ciudad de Somoto hacía Managua por recomendaciones del nivel central de la Cruz Roja, debido a lo peligroso que todavía es hacer viajes en horas de la noche e incuso de la madrugada, “nos han pedido que si vamos a realizar traslados urgentes de personas a la capital que lo hagamos a partir de las 6:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde”, manifestó Armando Morales Umanzor.

Para cubrir gastos

Los exámenes de la vista, sangre y sicológico que se practican en la filial de la Cruz Roja de Somoto son para los trámites que los usuarios requieren con las licencias nuevas de conducir a petición de la jefatura departamental de tránsito en Madriz, y con lo cual se cubren los gastos de los servicios de trasladado de pacientes y primeros auxilios y de la misma institución.

Además de la renta mensual de algunos locales para negocios de un edificio que es propiedad de la institución y el alquiler de parque o estacionamiento en el patio delantero del edificio de la Cruz Roja Nicaragüense de la Filial de la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz.

También puede interesarle: INSS con menos cotizantes

“Seguimos trabajando con lo que tenemos porque llevamos varios años que no hemos podido renovar equipos utilizados por los 16 socorristas permanentes y los 24 voluntarios que trabajan las 24 horas, de los siete días de la semana, prestando servicios urgentes de traslados de pacientes (enfermos, heridos, mujeres embarazadas, ancianos y niños) en las dos ambulancias, rescates de personas en casos de eventualidades por lluvias, incendios forestales o en épocas de verano”, puntualizó Armando Morales Umanzor, director de la institución humanitaria.

Para su funcionamiento

“La Cruz Roja Nicaragüense de la filial de Somoto, en Madriz, requiere mensualmente de unos 46,000 córdobas para su funcionamiento diario (mantenimiento y pago de los servicios básicos (luz, agua e internet) del edificio, movilización de las dos ambulancias y apoyo y equipamiento de los 16 socorristas permanentes y 24 voluntarios” .

...

Notas Relacionadas