Alto costo de energía genera inconformidad en los usuarios

Pobladores en el municipio de Diriamba, manifiestan que ya no aguantan los altos costos que deben pagar en el servicio de energía eléctrica. 

Cintia David, muestra la factura del mes de julio que le salió alterada y a pesar que hizo un arreglo de pago, le llegaron a cortar la energía con la llegada del mes de agosto. HOY/Mynor García.

Pobladores en el municipio de Diriamba, manifiestan que ya no aguantan los altos costos que tienen que pagar en el servicio de energía eléctrica. Cintia David, es habitante del barrio El Cementerio, es ama de casa y depende económicamente de las remesas que le manda su hija que reside en el extranjero. Manifiesta que vive sola y a pesar de ello, paga más de dos mil córdobas mensuales en energía eléctrica, la cual considera que es una grosería.

La factura del mes pasado le llegó de 2,806. 86 córdobas, pero por no tener con que pagar, se vio
obligada a hacer un arreglo de cancelación con Disnorte-Dissur, sin embargo, este viernes que le
llegó la colilla de agosto, le suspendieron el servicio.

“Aquí ya estamos hartos de los altos costos de la luz, independientemente que uno desenchufe
todo, siempre pago una factura muy elevada. Tengo una refrigeradora, dos televisores, dos abanicos pequeños y en el espacio que no se está en la noche, se apaga la luz, nunca se mantiene encendida y nunca han bajado mis recibos”, expresó la afectada.

Pobladores de Carazo manifiestan estar cansados de reclamar facturas de energía, porque Unión Fenosa e Ine, nunca les resuelven. HOY/Mynor García.

Señaló que desde enero lleva pagando grandes sumas de dinero y a pesar que ha hecho reclamos, las empresas que controlan la energía, nunca fallan a su favor. “Este mes de agosto me salió de 2,600 córdobas, la explotación para el pueblo es demasiado”.

Explicó que el año pasado pagaba menos de seiscientos córdobas y que lo consideraba justo,
“ahora ya estamos cansados, aburridos, porque la economía no está para que estemos regalando
nuestro dinero, porque esa energía no la consumimos”.

Asimismo, agregó. “No sé qué hay que hacer, quien va a tomar cartas en el asunto, pero no
podemos seguir viviendo con los bajos salarios, la recesión que estamos viviendo, problemas
políticos y pagando energía de casi cien dólares mensuales”.

Otra de las quejosas, es doña Lilian García, habitante del barrio San José. A ella también le
cortaron el servicio y tuvo que hacer un arreglo de pago, porque refiere que el dinero, no le
alcanza para estar pagando tanto en energía.

“El mes de junio sale de 1, 467 córdobas, mi hija ya no está en el país desde hace dos meses, la
casa está deshabitada y julio le salió ahora de 1, 548 córdobas, ahora me dicen que agosto viene
de 38 córdobas. Eso significa que hay irregularidades, es irrisorio”, dice García.

Estrategia

Sobre esa situación, Edwin Morales Belli, delegado del Instituto Nacional de Defensa del
Consumidor (Indec), manifiesta que se debe de hacer una revisión exhaustiva de todos los casos y
que además se deben de realizar capacitaciones para que los consumidores lleven directamente
sus facturas o reclamos al Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

“La verdad que hay muchas anomalías en la situación de la energía. Esas altas facturaciones que se están dando, no solamente afecta el bolsillo de los usuarios, sino también crea una desconfianza en el país”, dijo el funcionario.

Reclamos deben continuar

Edwin Morales Belli recomienda que no se debe de dejar de reclamar, porque es un derecho y una forma de presión para las instituciones que administran y regulan la energía, “lo que hay que hacer es una campaña de supervisión de cada caso, ante que te den una respuesta, porque siempre te dan explicaciones con sus directrices, pero la realidad no es esa, porque ahorita todo mundo con la situación que se está viviendo en el país, está ahorrando energía. Tenemos que hacer reclamos masivos, los usuarios deben de organizarse y nosotros le damos acompañamiento”, dijo.

...

Notas Relacionadas