Portada_Super_Banner_P_Section_1

Hallan osamenta de joven desaparecido en Chinandega

Franco Amaya es el cuarto cadáver encontrado en los últimos días en el occidente del país, en circunstancias imprecisas y en lugares alejados de la ciudad

Doña Bernarda Ortega, abuela y madre de crianza de Erick,, se encontraba muy triste por lo ocurrido. HOY/ Saúl Martínez

Doce días después de su desaparición la osamenta de Erick José Franco Amaya, de 19 años, fue hallada en un cañaveral de la Finca Santa Clara, noroeste de la ciudad de El Viejo, en el límite del barrio Miguel Jarquín. Franco Amaya sería el cuarto cadáver encontrado en los últimos días en el occidente del país, en circunstancias imprecisas y en lugares alejados de la ciudad, con un denominador común: asesinado a balazos.

En vida, el joven de 19 año, Erick José Franco, encontrado muerto tras su extraña desaparición.HOY/Cortesía
En vida, el joven de 19 año, Erick José Franco, encontrado muerto tras su extraña desaparición.HOY/Cortesía

El primero fue una persona que decapitaron y quemaron dentro de un auto en la comunidad Troilo, unos 10 kilómetros al noroeste de León y hallada por lugareños el 11 de julio. Unos días más tarde, el 24 de julio, en el barrio 17 de Julio, en La Paz Centro, encontraron otro cadáver y hace cuatro días un taxi fue quemado con su dueño dentro del maletero. Antes lo balearon.

Nnguno de estos casos han sido aclarados por la Policía, ni ha explicado su inusual comportamiento investigativo.
hallaron a Erick.Tras su búsqueda incesante en hospitales y unidades policiales, además de rastreo en los cañaverales, los restos fueron hallados en el lugar.

El sobrevuelo de los zopilotes llevó el miércoles a vecinos y familiares hasta descubrirlo cuando los restos eran devorados por los animales. El cráneo del muchacho fue descubierto a varios metros de su cuerpo entre las cañas.
Familiares dijeron que Erick José desapareció desde el lunes 30 de julio. Los vecinos declararon a los investigadores policiales que precisamente la mañana de ese lunes, 5: 30, escucharon al menos cuatro detonaciones de arma de fuego, lo que consideran fueron las que acabaron con la vida del muchacho.

Emboscado

Giovanni Franco dijo que a su sobrino, criado desde pequeño por su abuelita Bernarda Ortega, lo buscaron intensamente a partir de su desaparición. “Parece que algún enemigo sabía su rutina y lo emboscó porque los vecinos escucharon disparos”, mencionó el familiar.

Francisco José Franco dice que es poco probable que su nieto haya sido víctima de algún ajuste de cuentas político, dadas las últimas acciones de violencia que se desataron desde las protestas de abril y que ya acumulan 317 muertes, según el último dato dado a conocer por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Yo lo descarto, porque no se metía en eso”, dijo y explicó que lamentablemente , en los alrededores de la finca y los cultivos de caña son seguros escondites de antisociales.  También descartó que el joven se haya involucrado en acciones delictivas, debido que solía laborar en el campo.

Guillermo Carrillo, también tío del muchacho, relató que la familia se involucró en una intensa búsqueda, “surco por surco”, en el plantío de caña, propiedad de la familia Sáenz.  “Pasamos cerca y hasta escarbamos en algunos lugares, pero no dimos con el cuerpo hasta que miramos el sobrevuelo de aves”, relató.

En uno de los desentierros en pleno campo cultivado encontraron restos de un can. La osamenta fue trasladada la tarde del miércoles al Instituto de Medicina Legal (IML). La familia del joven dijo que espera que las autoridades expliquen qué causó su muerte y castiguen al responsable, si lo hay. Sus restos son esperados este mediodía, para darles cristiana sepultura.

 

 

...

Notas Relacionadas