Tramos de rosquillas y cajetas lucen poco abastecidos

Se ha reducido la cantidad de compradores de dulces

Vacíos así se ven las mayoría de negocios en este centro de compras, aunque eso preocupa a los comerciantes la mayoría trata de tener paciencia para no decaer. Manuel Esquivel

HOY

Los estantes de cajetas y rosquillas no han podido recuperar su aspecto colorido y lleno de productos en el mercado Roberto Huembes. Según afirman algunos comerciantes inciden varios factores, entre los principales están que las ventas bajaron y que no hay suficiente mano de obra en los talleres que se dedican a la elaboración de estos productos.

Según Mónica Baltodano, comerciante en el centro de compra, los talleres solo están produciendo por encargo y la mayoría de marchantes piden pocas cantidades.

“Mil pesos mandé a hacer en paletas rayadas, mil pesos elaboraron mis proveedores, producen solo para resolver, porque ahora no podemos acaparar todo, sabemos que no se venden, si yo empiezo a llenar los estantes con bandejas de cajetas por ejemplo tal y como lo hacía antes, se me pierden, menos que la venda sin su aspecto fresco, aunque la gente me reclame y me diga que el tramo no está surtido, no se puede en estos momentos, hay que medirnos”, refiere Mónica.

Solo para el día

Los comerciantes rellenan los estantes con base en la cantidad de producto que logran vender. Algunos ya reportan pérdidas por la poca afluencia de compradores que visitan el Roberto Huembes. Otros han dejado de ofrecer alguna variedad de productos.
Manuel Esquivel

La marchante alega que las ganancias que está produciendo en su negocio no son ni la mitad de lo que ganaba antes.

“Cubro al proveedor, saco para el día a día, pero no logro cubrir todas las deudas que yo adquirí en momentos de vacas gordas, lo que quiero es que la gente sepa que hay que tener paciencia, los pocos compradores que vienen me preguntan qué pasa con mi negocio, pero hay que esperar, ni siquiera mi prestamista me ha podido resolver porque no sabemos qué pasará el día de mañana”, menciona Baltodano.

Poco a poco
Los marchantes del mercado Roberto Huembes esperan que pronto las ventas mejoren, pues además que ellos necesitan un poco más de producción, los pequeños talleres también urgen aumentar su producción y eso depende de cuánto compra el comerciante.

Los precios de los productos no han variado pese a la crisis. Ahora los comerciantes cierran sus tramos hasta las cinco de la tarde.

...

Notas Relacionadas