Ventas de trajes típicos bastante “rogadas”

Los marchantes no lograron sacar mucha mercadería

Las ventas no estuvieron movidas como los comerciantes esperaban, tienen fe que durante los próximos meses mejoren un poco. Manuel Esquivel

HOY

La venta de trajes típicos, sombreros de pajas, trajes vaqueros, chischiles, pitoretas y todos esos accesorios que utilizan para festejar a Santo Domingo de Guzmán, no estuvieron como los comerciantes del mercado Roberto Huembes esperaban.

A pesar que las autoridades de la iglesia Católica anunciaron con anticipación que este año las fiestas patronales de la capital se realizarían con un poco más de fervor religioso debido a la situación que enfrenta el país, los marchantes no perdían las esperanzas que el comercio mejorará.

“Los trajes típicos se ofrecen todo el año, pero hay temporadas específicas en las que vendemos más, agosto, septiembre y octubre por ejemplo, confiábamos que todos esos pobladores que cumplen sus promesas vestidos tradicionalmente, que llevan máscaras, o que a sus hijos los ponen al estilo vaquerito vinieran a comprar, pero notamos el ambiente bastante abandonado, aunque comprendemos el por qué”, dice Norlan Vargas, comerciante.

“Picaron”

HOY/FOTO: Manuel Esquivel

Según Nahún Pérez, comerciante en el centro de compras, se vendieron más los trajes típicos para niñas.

“No era como nosotros esperábamos, pero “picamos” gracias a Dios, los sombreros se vendieron también, no como en otros años, pero sí, al suave”, dijo Pérez.

Los comerciantes aseguraron que no tienen grandes expectativas para este próximo 10 de agosto, pues la mejor venta es el primero.

“Ya se fue lo que teníamos que vender, los pobladores que se acerquen de ahora en adelante es para buscar cosas pequeñas: un gorro, pañoleta, sandalias, algo que quizás no pudieron comprar antes, ahora nos toca esperar hasta el mes de la Patria, ojalá para ese entonces las cosas en el país hayan mejorado”, indica Julián Reynoza, comerciante.

Aunque la demanda fue baja en comparación a otros tiempos, los accesorios más comprados por los pobladores fueron: collares, rebozos, trenzas, peinetas, sobreros cintas de colores, cotonas, sandalias y sombreros.

Mantienen precios
Los trajes típicos se cotizan desde los 300 hasta los 1,200 córdobas.

El precio de los sombreros de paja oscila entre los 60 y 120 córdobas.

Los caites se cotizan entre los 220 y 250 córdobas, depende de la talla.

80 córdobas las trenzas y 35 córdobas los collares.

 

...

Notas Relacionadas