Sospechan que anciano está en celda de El Chipote

Desapareció cuando iba para su trabajo. Hospital lo negó pese a que fue atendido y ahora aparentemente está detenido

Anciano

José Tórrez Reynosa (en la gráfica) a sus 76 años, se ganaba la vida como jardinero y su paradero sigue siendo un misterio. HOY/Wilih Narváez

HOY

Los familiares José Dolores Tórrez Reynosa, de 76 años, no se han quedado de brazos cruzados desde que desapareció el pasado 6 de julio, cuando salió de su casa y se dirigía al cementerio Oriental, donde laboraba como jardinero.

En su intensa búsqueda, dieron con un vigilante que afirmó que el anciano fue atropellado por una motocicleta. “El vigilante llamó a la Cruz Roja, lo asisten y lo llevan al Hospital Alemán Nicaragüense”, detalló Róger Eduardo Tórrez, hijo del anciano.

Tras obtener esa información, se dirigió a ese centro hospitalario, pero no le dieron información de su padre.

Aseguró que posteriormente visitó la Cruz Roja Nicaragüense, donde les dieron el nombre de don José, y les dijeron que lo habrían trasladado a ese hospital.

Lo reconocen

Angustiados por la desaparición del anciano, fueron a la catedral, donde estaban entregando a ciudadanos que fueron detenidos durante las protestas.

Según don Róger, en ese lugar, dos muchachos que fueron liberados vieron la foto de don José y les expresaron que estaba dentro de una celda de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote.

“Nos dieron las características que andaba herida en la cabeza y dijo que no conocía a nadie”, agregó. También tenía quemaduras por fricción presuntamente del accidente que sufrió. “Estamos casi seguros que es él y está ahí”, añadió.

Inquietos antes la afirmación de los jóvenes, acudieron a los organismos de derechos humanos y ante los Juzgados. Pese a obtener un permiso para ingresar a esa cárcel de máxima seguridad, las autoridades no lo permitieron. Únicamente le tomaron fotografías a don Róger y le pidieron sus datos personales. Ahora teme por su vida.

Don José Tórrez, habita en el barrio Pedro Joaquín Chamorro, y en cinco minutos llegaba a su trabajo. La familia espera que les permitan ver al anciano y terminar con la angustia.

...

Notas Relacionadas