Fernando: El “Galán” del mercado Roberto Huembes

Nunca rendirse es el lema de este joven, para quien su mamá es el ejemplo a seguir en esta vida

Este joven llega al centro de compras desde las ocho de la mañana, aunque no tiene familia aún trabaja por un mejor futuro. Yaosca Reyes

HOY

Fernando Galán Vicente tiene muy claro que para triunfar en el mundo de los negocios se necesita humildad, amabilidad, carisma y mucha entrega. Así se lo enseñó su mamá Paula Vicente, quien empezó vendiendo bisutería de forma ambulante en el centro de compras y después se convirtió en dueña de una relojería que ahora él administra.

Galán llegó al Huembes desde muy pequeño, pero fue hasta que tenía 13 años que su madre le permitió que le ayudara.

“Recorrió todo el mercado con un canasto lleno de bisutería, hasta que logró conseguir un espacio pequeño fijo, ahí ofrecía lo mismo, pero también metió relojes para variar”, cuenta el joven.

Fernando, quien es licenciado en Diseño Gráfico, menciona que jamás descuidó sus estudios a pesar que permanecía en el mercado, cuando su mamá aceptó su apoyo con la intención de disminuir la carga de trabajo, él se pasó a estudiar de noche.

“Mi secundaria la pasé rodeado de personas adultas que me enseñaron cosas buenas, al igual que yo trabajaban durante el día, ellos tenían responsabilidades, yo no, pero siempre he sabido que las cosas en la vida tienen un costo, y hay que saberlo asumir”, manifiesta.

Empeño

Hoy/foto: Yaosca Reyes

Galán atravesó muchos obstáculos para poder convertirse en un profesional, las ganancias del negocio que en ese momento seguía siendo de su madre, no rendían para pagar la mensualidad de su universidad.

“Mi carrera era costosa, recuerdo que mi mamá ya no me podía seguir pagando, cuando apenas llevaba cuatro meses, entonces le pedí que me entregara el negocio, con la confianza que lo haría producir, en medio de deudas y muchas limitaciones seguí estudiando, y todo ha valido la pena”, menciona.

Hasta la fecha, Galán ha sabido administrar su tramo, aprendió a reparar relojes gracias a un tío que también trabaja en el mercado, y vende de todo tipo de accesorios: baterías, fajas, pines, calculadoras y billeteras.

Su carrera la ejerce en todo momento, elabora sus tarjetas de presentación, banners y volantes cada vez que hace promociones.
“Si me buscan también lo hago, siempre estoy dispuesto”, subraya.
Fernando tiene un colaborador en su negocio, a quien ha mantenido a pesar de la difícil situación que atraviesa el país.

“Me he llevado parte de mi mercadería a mi casa, por la inseguridad que todavía hay, estoy trabajando con lo básico aunque no me gusta tener las vitrinas vacías, todo ha sido una lucha, cuando vea que hay más estabilidad, empezaré a surtir nuevamente”, comenta el joven.

A futuro Galán quiere extender su negocio, está pensando en adquirir otro tramo en el centro de compras, junto a su hermana mayor que también trabaja en el centro de compras.

“Mi hermana es un apoyo, no vemos nuestros tramos con indiferencia, al contrario, los unificamos, eso nos enseñó nuestra madre”, refiere.

Perseverancia
Fernando ha recorrido un camino difícil, pero se siente satisfecho de todo lo que ha logrado.

Asegura que con perseverancia y confianza en Dios se pueden lograr sueños. En su tramo conserva un canasto pequeño con bisutería “para jamás olvidar mis inicios”, argumenta.

...

Notas Relacionadas