Entran más compradores al sector de las artesanías

Todos son nacionales

Por seguridad, la mayoría de pobladores siempre llegan al Roberto Huembes por la mañana, y en horas de la tarde la afluencia disminuye; sin embargo, los comerciantes están cerrando sus negocios después de las 4:00 de la tarde. Manuel Esquivel

HOY

“Solo el pueblo salva al pueblo”, dice Linda García, comerciante del sector de artesanías del mercado Roberto Huembes. Su comentario se dio cuando comenzaron a llegar más compradores nacionales a esta zona del centro de compras capitalino, pero resienten la ausencia de los turistas extranjeros desde que inició la crisis sociopolítica en el país.

García cuenta que semanas atrás ella y la mayoría de comerciantes de su zona estaban extremadamente preocupados, porque no vendían nada; solo llegaban pobladores interesados en adquirir artículos patrios como camisetas, gorras banderas y uno que otro llavero.

“Todo lo que es adorno, cuadros, bolsos, sillas de madera, hamacas, entre otros, estuvo paralizado, no salía nada, a veces se aparecía un cliente que quizás iba fuera del país y así resolvíamos, pero extranjeros no volvimos a ver”, contó.

La marchante manifestó que el lugar poco a poco ha recuperado su dinamismo. Además aprovecharon para ofrecer a los pobladores rebajas en los diferentes productos.

“La gente ha sido muy consciente y en su deseo de aportar algo a los pequeños negocios, a la gente que dependemos de lo que se gana a diario, han venido a visitarnos, en agradecimiento tratamos de darles precios buenos, no ha sido fácil el proceso, pero la tensión ha disminuido, porque nuestras esperanzas al menos han sido fortalecidas”, relató Linda.

Por mayor

El sector de las artesanías es uno de los puntos más atractivos del centro de compras. Era muy visitado por extranjeros.
Manuel Esquivel

La comerciante Sandra Maltez cuenta que al sector han llegado pobladores dueños de negocios que normalmente se abastecían de forma directa con los fabricantes en el departamento de Masaya.

“Hemos vendido bastante al por mayor, porque la gente que tiene puestos de artesanías quieren emprender nuevamente. Nos han dicho que no quieren ir a Masaya por miedo, prefieren quedarse cerca. No nos alegra la situación que se vive en Masaya, nosotros también somos perjudicados, pero sí, eso también ha elevado las ventas. Dios quiera que pronto podamos volver a la tranquilidad”, subrayó Maltez.

La comerciante asegura que los adornos relacionados a El Güegüense tienen mucha demanda.

...

Notas Relacionadas