Desaparición de testigo clave evita esclarecer el asesinato de Raynéia Gabrielle Da Costa Lima

Policía Nacional culpa ahora a un exmilitar como el sospechoso del crimen

Después de dos versiones en una semana de la Policía Nacional, sobre el caso del asesinato de la brasileña Raynéia Gabrielle Da Costa Lima, la desaparición del testigo clave del crimen no permite aclarar las circunstancias en que ocurrió el hecho.

“La Policía está enredada en su propia trampa”, consideró Roberto Cajina, experto en temas de seguridad, ya que asegura que la explicación que la institución ha dado “no es absolutamente confiable ni para nosotros, los nicaragüenses ni para los compañeros de la joven estudiante de Medicina ni para el Gobierno de Brasil”, expresó el especialista.

LEA: Paramilitares asesinan a una brasileña estudiante de medicina

En una primera nota de prensa, la Policía se limitó a mencionar que “un guarda de vigilancia privada, en circunstancias aún no determinadas, realizó disparos con arma de fuego, uno de los cuales le impactó ocasionándole heridas (a Da Costa)”.

En el mismo documento acota que el guarda estaría siendo investigado por el hecho. En un segundo comunicado, como parte de los “avances de la investigación policial”, ya no retoman lo del guarda de seguridad y se limitan a decir que el sospechoso capturado es un hombre de 42 años, identificado como Pierson Gutiérrez Solís, quien, según fuentes consultadas, trabajó en Petróleos de Nicaragua (Petronic), perteneciente al Estado. Además, el Ejército de Nicaragua aclaró que fue miembro de dicha institución, pero que desde el 2009 no tienen ninguna relación.

También lea: Policía se enreda con asesinato de estudiante brasileña

Novio misterioso

La clave para desentrañar lo que ocurrió la tiene el novio de la estudiante de Medicina asesinada, quien viajaba en su carro cerca del vehículo en el que se trasladaba la joven el pasado lunes, a las 11:30 de la noche, por el reparto Lomas de Montserrat, en Managua, donde se mantenían paramilitares gubernamentales.

En redes sociales se viralizó una fotografía de la joven junto a su supuesto novio. Al respecto, la madre de la víctima, María Da Costa, aseguró, a través de una consulta que se le hizo por medio del sitio Correio Braziliense, que el joven que aparece abrazado con su hija era su novio, pero afirmó que únicamente conocía su nombre, “Harnet”, mientras en términos generales pidió justicia para el caso.

Puede leer: Brasil ve “inaceptable” la muerte de estudiante y exige que se esclarezca el crimen

El novio de Da Costa fue el que la llevó al Hospital Militar Escuela Alejandro Dávila Bolaños, donde ella falleció.

Le puede interesar: Paramilitares desaparecen de Lomas de Monstserrat y UNAN-Managua

Al respecto, el experto en seguridad, Roberto Cajina, expresó que “mi pregunta es qué se hizo el chico, el joven, el novio de la joven (de Da Costa), se supone que está fuera de Nicaragua por razones de seguridad (…)”, dijo.

Cajina aún tiene más incógnitas sobre el caso. Una de estas, sobre la ocupación del vehículo en que viajaba la víctima cuando fue ultimada a balazos, cerca de la casa del tesorero del partido de Gobierno, Francisco López.

“¿Por qué el auto en el que iba la joven Gabriela (Gabrielle) desaparece? ¿Quién lo desaparece? Si es la Policía la que llega a levantar la instructiva del caso, es la Policía la que desaparece el auto. Es decir, la misma Policía está desapareciendo evidencia del crimen y en ese sentido, la Policía se convierte o en cómplice o en coautora del crimen de la joven”, indicó el experto.

También lea:Asesino detenido, muchas más interrogantes

La también experta en temas de seguridad, Elvira Cuadra, expresó que entre la primera y la segunda versión de las notas de prensa de la Policía hay una contradicción grande, porque primero mencionan que un guarda de vigilancia fue el que disparó, pero no dan su nombre.

Tampoco queda claro, según Cuadra, qué hacía el sospechoso del crimen a la hora que sucedieron los hechos en el lugar, y por qué si era civil, portaba un arma de alto calibre, un fusil de asalto carabina M4.

Pero Cuadra, aún más intrigada, pregunta por qué le dispararon a la muchacha, si no representaba una amenaza para nadie.

Presión de Brasil

Elvira Cuadra, experta en temas de seguridad, valoró que frente a la demanda por parte del Gobierno de Brasil por esclarecer el crimen y la poca confianza en las instituciones nicaragüenses, es que la “Policía y al Gobierno no les quedó más remedio que revelar quién había sido el verdadero responsable del asesinato de la joven. Revela que, en efecto, los grupos parapoliciales están integrados en parte por militares retirados”, dijo.

...

Notas Relacionadas