Infantiles de Rivas a final de beisbol latinoamericano de Williamsport

Después de más de 40 años, Nicaragua podría volver al Mundial de Pequeñas Ligas Afiliadas a Williamsport, si consigue vencer a Panamá.

El rivense Jarold Montealto blanqueó a HOY/JADER FLORES

Después de más de 40 años, Nicaragua podría volver al Mundial de Pequeñas Ligas Afiliadas a Williamsport, si consigue vencer en la gran final infantil (10-12 años) a Panamá. Los nicas, representados por el equipo de Rivas, vencieron 4-0 en la semifinal a Venezuela.

Jarold Montealto, quien el año pasado lanzó un Juego Perfecto ante Perú en el Panamericano Sub-12 y que en este torneo tiró un no hit no run frente a Colombia, se encargó de Venezuela, con juego completo de seis entradas, de tres hits, ninguna carrera, una base y cinco ponches.

Nicaragua anotó dos veces en la segunda entrada y agregó dos carreras más en la cuarta.

Venezuela era difícil

De acuerdo a Ricardo Arana, quien está al frente del Directorio de Pequeñas Ligas de Nicaragua, nunca se le había ganado dos veces en un mismo torneo a Venezuela, quien en los últimos años nos había frustrado varias posibilidades de ir a un Mundial.  Por ejemplo, el año pasado nos ganaron la final Junior y hace dos años nos quitaron la corona en la Infantil.

Sin embargo, en este torneo, el grupo de niños originarios de Potosí, San Jorge y el municipio de Rivas, ajustó cuentas con los venezolanos.

Angelo Sobalbarro fue el mejor bateador de Nicaragua, al irse de  2-2 con una anotada, mientras que Sandy Morales conectó un doblete en tres turnos.

El lanzador perdedor fue el abridor venezolano Miguel Morrillo, quien explotó en la segunda entrada, cuando Nicaragua hizo sus dos primeras anotaciones.

Nicaragua solamente ha perdido un juego en este torneo y fue precisamente ante su rival de hoy, Panamá, así que la final será una revancha para los pinoleros, quienes no asisten en los mundiales de Williamsport en Pensylvania desde 1970, cuando lo hizo un equipo chinandegano.

El duelo

Carlos López, quien lanzó un Juego Perfecto de tres innings a Costa Rica, ponchando a siete de nueve bateadores que enfrentó, será el abridor de Nicaragua en la final ante Panamá, que por su lado echará mano de Adán Sánchez, un niño con un brazo prodigioso que se ha destacado en múltiples eventos internacionales y que por ejemplo fue el más valioso del Panamericano Sub-12 de Managua, el año pasado.

...

Notas Relacionadas