“Barrida” en hospital público de Carazo

Represalias contra trabajadores de la salud continúan, esta vez en Carazo. Varios fueron despedidos del Hospital Regional Santiago de la ciudad de Jinotepe

Carazo

La represión del gobierno del presidente designado por el poder electoral, Daniel
Ortega Saavedra, a través del Ministerio de salud (Minsa) contra trabajadores de la
salud de Nicaragua, sigue imparable, la mañana de este sábado se conoció que
unos cuarenta de estos que laboran en el Hospital Regional Santiago de la ciudad
de Jinotepe, fueron despedidos, sin justificación alguna, informándoles que tenían
que firmar la carta de despido.

“El doctor Álvaro Urroz (subdirector del centro asistencial) nos dijo que nosotros
(los despedidos) participamos en la toma del hospital (a inicios de este este mes) y
que firmáramos la carta y que nos retiráramos inmediatamente”, manifestó Aliseth
del Socorro Barreras Reyes, secretaria clínica de dicho hospital, quien llevaba 28
años de laborar ahí.

Barrera, considera que es una injusticia lo que están haciendo con ellos, “porque
nosotros somos libres de expresarnos y ellos no tienen por qué reprimirnos por lo
que sentimos. Están como en el tiempo de la guardia (somocista) de corrernos así
sin más”.

Una de las cartas de despidos. HOY/ Mynor García

Aseguró que entre los despedidos están cirujanos especialistas, personal
administrativos y de mantenimiento, dejándolos de esta forma sin el sustento a sus
respectivas familias.

De igual forma la denunciante manifestó que el doctor Urroz, les aseguró que no
les van a pagar este mes de julio como medida de represión, por lo que los
galenos procederán a ejercer presión para que sean reintegrados a sus labores
cotidianas, porque aseguran que no existen causales legales para ser despedidos
y que los mayores perjudicados también serán los pobladores del departamento,
porque algunas especialistas no estarán atendiendo en este centro asistencial.

Comentó que inexplicablemente la dirección de este hospital está a cargo de
Urroz, y no del director Faisal Eslaquit, quien a finales de mayo pasado no se le ha
visto en dicho centro. Aunque se presume que fue enviado de vacaciones.

“Prescindimos de sus servicios en este centro hospitalario”, dice la carta. HOY/ Mynor García

Según Barrera, con este despido, es la segunda ocasión en que el régimen
orteguista la perjudica directamente, porque el pasado domingo ocho de julio,
durante la ejecución del denominado plan limpieza en esta región, los
paramilitares mataron de un balazo en la cabeza a su sobrino Gerald Barrera
Villavicencio de 25 años, habitante del barrio San Martín de Jinotepe.

“Pasada de cuentas”

Este pasado viernes fueron despedidos más de 40 médicos del Hospital Escuela
Oscar Danilo Rosales Arguello (HEODRA) de León, igual sin justificación alguna,
pues solo les comunicaron “que a partir de la fecha prescindimos de sus servicios
prestados en este centro hospitalario. Asimismo, le informó que se procederá a realizar
trámite de liquidación final que en ley le corresponde”.

No obstante, estos galenos habían manifestado que el trasfondo del despido injustificado,
fue porque apoyaron las manifestaciones en contra del Gobierno orteguista durante las
recientes protestas en la ciudad universitaria.

 

...

Notas Relacionadas