Nicaragua perdió el miedo

Los jóvenes plasmaron lo que han vivido en estos 100 días

estudiantes, policía, represión, 100 días,

Los jóvenes trasladaron su actividad al paso a desnivel de la Centroamérica. HOY / AFP

HOY

Nicaragua lleva a sus espaldas 100 días de “lucha pacífica, de resistir y de persistir, y ya perdió el miedo” a seguir reclamando que “el Gobierno genocida abandone el poder”, dijo a Acan-Efe una joven estudiante que oculta su verdadera identidad tras el pseudónimo de Champiolla, quien se sumó a un plantón en el que participaron unas 500 personas.

Los estudiantes ya no quieren más sangre, no quieren más muerte, más secuestros y detenciones, más tortura, más represión. Continuarán protestando y reclamando, “siempre de manera pacífica, porque ya hay demasiado dolor y muchas lágrimas”, señaló Champiolla, quien asistió al acto, celebrado bajo el lema Plantón Musical 100 días, una sola voz.

La joven, quien asegura creer “firmemente que no se puede lograr nada como nicaragüenses si el genocida no se va del poder, y por eso seguiremos en pie en las calles y reclamando que se vaya para poder declarar nuestra Nicaragua libre, tal y como nos merecemos los nicaragüenses”.

Consigna

“No ceder ni decaer”. Esa es la consigna repetida una y otra vez por los participantes en la convocatoria, en la que diversos artistas locales pusieron música, pinturas, dibujos o caricaturas, entre otras manifestaciones culturales, sumándose así a una lucha a la que no están dispuestos a renunciar.

La concentración se iba a realizar en la rotonda de Rubenia, pero desde temprano fue tomada por la Policía.
HOY / Roberto Fonseca

“Seguiremos movilizándonos, seguiremos en pie, en la protesta pacífica, seguiremos saliendo a la calle a decir que no tenemos miedo, a pesar de la sangre derramada”, señaló la portavoz de los universitarios, mientras de fondo sonaban las notas musicales de las ya tradicionales canciones de las protestas.

El plantón de ayer jueves es la cuarta movilización pacífica organizada por los jóvenes en menos de una semana, en la que parecen haber quedado atrás las barricadas y los adoquines amontonados que, en demasiadas ocasiones, no han podido detener las balas de las fuerzas estatales que sembraron la muerte en el país.

No más violencia
Los estudiantes no quieren más violencia, tal y como señalaron durante la movilización, no quieren escuchar el rugir de los cañones de los policías, parapolicías, paramilitares y antimotines, grupos gubernamentales que integran las “fuerzas combinadas”, señaladas de ser las causantes de la inmensa mayoría de los asesinatos perpetrados desde hace 100 días.

...

Notas Relacionadas