Oriental: Un día bueno y otro malo

Para los comerciantes ya nada es igual

Así era el ambiente de ayer en el mercado más grande de Centroamérica a veces luce más poblado. Manuel Esquivel

HOY

Día a día, el mercado Oriental recupera ese bullicio que lo ha caracterizado. Luce con más afluencia de compradores, en comparación con meses pasados, sin embargo para los comerciantes nada volverá a ser normal.

Según Yubelka Centeno, quien trabaja en el centro de compras desde hace 25 años, hay muchos comerciantes que sacaron su mercadería de los tramos, por miedo a los saqueos y todavía no han regresado. Además, aquellos tramos que fueron puestos en alquiler no han sido ocupados.

“Nos alegra que nuestros clientes estén regresando, literalmente nosotros vivimos de lo que se gana a diario, pero también nos preocupa ver tantos negocios cerrados, yo sé que las ventas tampoco están excelentes, pero da mucha tristeza porque nuestros compañeros no se sienten seguros de regresar aún, y es que uno trabaja bajo tensión, pero ni modo, hay que seguir”, menciona Centeno.

Sube y baja

La marchante Rebeca Castro menciona que desde hace tres meses se ha tenido que acostumbrar a que un día sea mejor que otro. Eso le ha enseñado a no gastar en cosas innecesarias.

“El mercado hoy puede estar lleno de gente, algunos compran, otros cotizan, pero siempre luce lleno, al día siguiente se mantiene sin un alma, solo los comerciantes nos pasamos viendo la cara, por eso tenemos que guardar dinerito cuando la cosa se mejora, los que aún tenemos colaboradores por ejemplo, priorizamos su pago, así es esto”, cuenta Castro.

Ayer, fue uno de esos días “malos” en el centro de compras. Los pasillos estaban desiertos. La esperanza de los vendedores es poder tener un fin de semana productivo, ya que se acerca el pago de la quincena.

 

...

Notas Relacionadas