Con una misa de desagravio, católicos festejaron a Santiago

El templo fue profanado el pasado nueve de julio

misa, desagravio, santiago, jinotepe, cardenal, odio, daños, santos, feligreses

as imágenes de Santiago, San Marcos y San Sebastián lograron reunirse en la misa de desagravio luego del ataque al templo de Jinotepe, por las turbas orteguistas. HOY / Mynor García

HOY / Carazo

Algunos de los asistentes lloraron en la misa de desagravio que se realizó ayer en la iglesia Santiago Apóstol de Jinotepe. La actividad religiosa, en la que también se festejó a Santiago, se realizó con el objetivo de pedir perdón a Jesucristo, por los hechos de profanación que ocurrieron el pasado 9 de julio por simpatizantes orteguistas que ocasionaron daños en puertas, ventanas, bancas e imágenes del templo.

También destruyeron medicinas, sustrajeron dinero y pólvora que estaba destinada para las festividades patronales que, por primera vez, fueron suspendidas.

Las imágenes de San Sebastián de Diriamba y de San Marcos del municipio de igual nombre, se reunieron una vez más, no en el municipio de Dolores, como tradicionalmente se acostumbra, sino en la calle que conduce a la puerta principal del templo.

Piden por la paz

La gente lloraba y de la emoción, ondeaba sus gorras, banderas y pañuelos, pero también pedían la paz para Nicaragua. El tradicional baile de Los Diablitos, propio del municipio, fue quien les dio la bienvenida a las tres imágenes.

En esta celebración no hubo pólvora, tampoco se escucharon chicheros, pero sí sonaron las marimbas que llevaron los promesantes que danzaron con sus trajes de huipil.

La misa fue presidida por el cardenal Leopoldo Brenes, quien habló del perdón, la oración, el amor y llamó a evitar el odio. Recordó también la vida y milagro de Santiago, que se entregó fielmente a Jesucristo.

” Estamos en las fiestas patronales del apóstol Santiago, pero hemos hecho una orientación que tratemos de celebrarla con toda austeridad por la situación que estamos viviendo y creo que la gente ha tomado de una manera positiva la orientación”. Cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua.

Antes que el cardenal tomara la palabra, la iglesia estaba iluminada solamente con la luz natural, pero después de haberla bendecido y de quemar incienso en el altar, las luces del techo se encendieron.

Las imágenes de Santiago, San Marcos y San Sebastián, cargadas por los priostes, salieron del templo y junto con la feligresía, recorrieron las principales calles del centro histórico de la ciudad.

El prioste mayor de Santiago, Pedro García, exclamó: “Primeramente hay que darle gracias al Señor por habernos concedido sacar las imágenes. En trescientos años es la primera vez que se suspenden las fiestas y eso ha generado tristeza, porque también hay mucho duelo, solo queremos que haya paz y trabajo”.

El cardenal refirió: “Hemos tenido la misa muy hermosa, con mucha espiritualidad, sobre todo invitarle al pueblo a que seamos promotores de paz y de ir rompiendo esos muros que a veces nos dividen, pueden ser sentimientos de venganza, odio y de resentimientos que creo no caben dentro de la espiritualidad de nuestro ser católico”.

...

Notas Relacionadas