Mala venta de útiles escolares en el mercado Oriental

Los pobladores cotizan pero muy pocos se deciden a comprar

El uniforme escolar siempre está en exhibición, como una forma de llamar la atención de los pobladores. Manuel Esquivel

HOY

La venta de uniformes escolares está paralizada según los comerciantes del mercado Oriental, a pesar de que algunos estudiantes de primaria y secundaria regresaron nuevamente a las aulas de clases.

Sandra Maltez, quien ofrece este tipo de mercadería en cualquier temporada del año, señala que después del inicio del año escolar, julio, agosto y septiembre eran los meses más movidos; sin embargo, este año no ha logrado vender ni siquiera una camisa nacional.

“Hemos pasado unos meses muy difíciles, la tensión es fuerte, si logramos vender algo, lo comemos el mismo día, no estamos invirtiendo en nada, aunque ahora estén entrando un poco más de pobladores al mercado, no están interesados en cambiar la ropa a su hijo, hay prioridades”, manifiesta Maltez.

La marchante indica que lo que sí ha vendido, pero en bajas cantidades es pantalones y faldas azul en estilo juvenil, “y vienen porque la que tenían ya no les queda, tienen alguna mancha o se les rompió, es la necesidad que los obliga, la mayoría me lo ha dicho”.

Otras zonas

Los estilos de mochilas varían. Los marchantes llevarán estilos más baratos apenas mejore la situación.
Manuel Esquivel

El sector de las mochilas en el Oriental también se mantiene árido. Muchos comerciantes que se llevaron una buena parte de sus mercadería a los hogares, trabajan solo con lo necesario.

Los comerciantes alegan que lo único que tiene demanda desde que comenzó toda la crisis en el país son los bolsos de viaje y las maletas de todos los tamaños.

“Si vendemos una mochila, es de la más barata, a pesar de que le advertimos al cliente que no le va a durar, responden que solo la quieren para que sus hijos finalicen el año, está malo el negocio, entendemos todo lo que pasa, y por eso le pedimos a Dios paz, que todo termine pronto para trabajar tranquilos”, menciona Martha Rojas, comerciante.

La mayoría de librerías que se encuentran en este centro de compras también se han visto fuertemente golpeadas a nivel económico.

“Le abastecíamos a la gente de los departamentos, pobladores que tienen librerías en distintos puntos de Managua, pero esa gente sigue trabajando con la misma mercadería de hace meses, están igual que nosotros, esperando recuperar algo de dinero, recoger y comprar. En lo personal hasta despedí a dos colaboradores, me da pesar, pero no estamos vendiendo como antes”, cuenta Milton Jácamo, comerciante.

Mismos precios
En cuanto al uniforme las camisas mantienen su precio, en dependencia de la calidad cuestan desde 80 hasta 150 córdobas.

Los pantalones y faldas juveniles cuestan 200 córdobas y 150 los de niños.

Mochilas hay desde los 200 hasta los 1,300 córdobas, eso depende de la marca.

...

Notas Relacionadas