Dan de alta a dos jóvenes que fueron baleados en Managua

Evitaron que un taxista fuese asaltado, ambos siguen delicados de salud

María Téllez, junto a su hijo Guillermo Torres, quien permanece postrado tras recibir dos balazos mientras intervino para que un taxista no fuese asaltado. HOY/Wilih Narváez

HOY

Los únicos ingresos que obtenía Guillermo José Torres Téllez, era cuidando carros junto a su mamá cuando habían eventos en el centro histórico de la capital.

Por la crisis del país prácticamente se quedaron sin empleo y con una desgracia más: Guillermo hace 11 días fue dado de alta del Hospital Antonio Lenín Fonseca, ya que estuvo al borde de la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), tras recibir dos disparos.

Tiene un dreno y unas 30 puntadas en el estómago por la operación que le practicaron. Su progenitora María Téllez, debe de garantizarle el alimento.

Se siente agradecida con las personas que le regalan jugos o galletas a su hijo.

El joven de 23 años, resultó herido el pasado 2 de julio en el barrio San Sebastián.

Esa noche el joven se encontraba ingiriendo licor junto a su vecino Luis Zavala López, de 31 años. Ambos corrieron a socorrer a un taxista que estaba siendo asaltado por varios sujetos. Pero fueron atacados a balazos por los sujetos.

Otro grave

En el caso de Zavala López, recibió cuatro disparos. No estuvo en UCI, pero los disparos que recibió lo han dejado imposibilitado de caminar porque dos proyectiles penetraron en una de sus piernas.

Un familiar manifestó que ya fue dado de alta, pero su condición es delicada.

Los gastos médicos también son altos. Aseguró que deben cambiarle bolsa de ostomía (para recolectar heces). Ambos jóvenes continuarán con chequeos médicos.

En su momento, los familiares de los heridos manifestaron que el taxista auxiliado ni siquiera quiso llevar a los jóvenes al hospital, por lo que tuvieron que esperar a que llegara una ambulancia.

Incluso hubo personas que a los jóvenes los señalaban de ser los asaltantes, algo que fue desmentido por testigos y vecinos que habitan en ese sector, donde el taxista estaba siendo acorralado por sujetos armados.

Caso impune

Los familiares de los dos jóvenes baleados afirmaron que el caso quedó impune.

Tres sujetos estaban siendo investigados, pero fueron dejados en libertad.

Incluso las autoridades se negaron de recibir las denuncias de los familiares de los dos heridos.

...

Notas Relacionadas