Acusan en los Juzgados a esposo de la doctora Blanca Cajina

Defensa del cirujano dental pide que le den medicamentos para evitar colapso en su salud

EL cirujano dental Irvin Escobar Ortiz (sentado a la derecha) urge que las autoridades de El Chipote le permitan tomarse su medicina, para evitar un colapso en su salud, manifestó su abogado defensor. HOY/Alejandro Flores

HOY

El abogado Julio Montenegro, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quien defiende al cirujano dental Irvin Donaldo Escobar Ortiz, le presentó un paquete de medicamentos al juez y le explicó que el joven los necesita tomar lo antes posible para evitar un colapso en su salud.

La defensa explicó al juez que el joven, de 29 años de edad, tiene un cuadro clínico de cardiopatía, depresión, así como un historial de familiares con múltiples padecimientos: como un pariente recién nacido que murió de un paro cardíaco, su abuela es diabética y complicaciones cardiovasculares que padecen otros parientes.

El judicial notificó a los oficiales de la DAJ que custodiaban al cirujano y a otros tres acusados, que debían garantizarles el medicamento al procesado.

La Fiscalía acusó ayer ante el juez a Irvin y a los jóvenes Crisffer Steven Busto Molina, de 21; David Salvador López Artola, de 19, y al adolescente de iniciales C.J.B., de 17 años de edad, del delito de tráfico ilícito de armas y municiones (en la modalidad de transporte).

Esposo de doctora

Detalla la acusación que los jóvenes fueron detenidos el 14 de julio de 2018, a eso de las 11:20 de la mañana, de la rotonda Rubén Darío hacia el norte, en Managua, cuando viajaban en una camioneta y llevaban: Irvin una pistola Glock, y los otros jóvenes escopetas de diferentes calibres y armas artesanales, sin el permiso debido para portarlas.

Mientras Irvin era acusado en los juzgados, su esposa, la doctora Blanca Cajina, era liberada de la cárcel.

Piden rechazo de la acusación

Los abogados Yonarqui Martínez y Julio Montenegro, de la CPDH, pidieron el rechazo de la acusación por carecer de elementos de pruebas.

También solicitaron la libertad de los jóvenes por detención ilegal, debido a que están en la DAJ desde el 14 de julio.

El judicial rechazó la petición de las defensas, admitió la acusación, decretó la prisión a los procesados y programó la audiencia inicial para el 2 de agosto. El adolescente C.J.B. fue enviando a un juzgado de menores.

...

Notas Relacionadas