Zapateros del Iván buscan alternativas para sobrevivir

El área de los zapateros luce árido por la actual crisis del país

zapateros, iván, mercado, sobrevivir, medidas, alternativas, comerciantes

Los clientes siempre piden rebaja a los zapateros, quienes las dan en dependencia de la dificultad del trabajo. HOY / Carlos Valle

HOY

Los zapateros del mercado Iván Montenegro buscan otras opciones para llevar el sustento a sus casas. Su trabajo ya no se limita a pegar y coser un par de zapatos, también venden suelas, plantillas, cosen bolsos y algunas piezas de ropa.

Según Randall Enrique Pérez, quien lleva más de diez años en este mercado, cada zapatero busca como hacer otros rumbitos.

“Los clientes casi no están entrando al mercado, no podemos estar esperando a que alguien en estos momento quiera venir al mercado a reparar un par de zapatos, entonces tuvimos que ampliar el negocio, prácticamente ahora estamos sirviendo de proveedores a otros negocios, lo que no tiene uno lo tiene el otro, la intención es ganar dinerito, se hace lo que se puede”, comenta Pérez.

Dificultades

Maynor de Jesús Urbina, zapatero en este mercado desde hace dos años, dice que su especialidad en estos momentos es ofrecer tacones para zapatos de mujeres, varones y niños. Además suelas de botas, que se ven muy poco en el centro de compras. Todo el material que ofrece es ciento por ciento nacional.

30 córdobas cuestan los tacones para sandalias y zapatillas, los cuales tienen demanda por los pobladores. Este precio no incluye la instalación.

“En esa línea, yo soy proveedor de mis otros compañeros, tengo gente de Masaya que se encarga de proveerme todo, tuve bastantes problemas cuando habían tranques en diferentes puntos, trabajé con lo que ya tenía. Actualmente he traído nuevos estilos, trato de siempre complacer al cliente, por eso compro variedad”, comenta el joven.

Urbina alega que aunque las ventas no están muy buenas, y tampoco hacen muchas reparaciones, siempre “pican”, dando al cliente precios bajos.

Los clientes siempre piden rebaja a los zapateros, quienes las dan en dependencia de la dificultad del trabajo. HOY / Carlos Valle

“Sabemos que la situación está difícil, no tenemos un precio fijo para reparar los zapatos, dependiendo del estilo que tengan, cobramos entre 30 y 50 córdobas, como hay menos trabajo el cliente ahora espera, se trata de despacharlo rápido, cuando el cliente no quiere esperar se le dice el día, y él se puede marchar con toda la confianza, nosotros de aquí no nos movemos”, señala Maynor.

Precios favorables
Las suelas de zapatos dependerá del estilo y la calidad. Se cotizan desde los 120 hasta los 280 córdobas. Si el cliente quiere cambiarla y coserla se le suma entre 30 y 50 córdobas al precio de la suela. La costura de un bolso cuesta entre 20 y 40 córdobas. Las piezas de ropa que trabajan son pantalones y chaquetas de cuero.

...

Notas Relacionadas