Acusan de ocho delitos a Medardo Mairena

Terrorismo, asesinato, secuestro, entre otros

Medardo Mairena (izq.) y Pedro Mena, ayer en la audiencia preliminar, bajo fuerte presencia policial. HOY/Cortesía

Bajo grandes medidas de seguridad, sin abogados de su elección y sin familiares presentes, el juez Henry Morales, titular del Juzgado Sexto Penal de Audiencia de Managua, celebró la audiencia preliminar contra los líderes campesinos Medardo Mairena Sequeira y Pedro Joaquín Mena Amador, quienes fueron capturados el pasado viernes en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

El Ministerio Público acusa a Mairena de ser el jefe de un grupo criminal que ha venido planificando y orientando actos ilícitos con el objetivo de causar graves alteraciones al orden público, así como romper el orden constitucional.

Tanto a él como a Mena se les acusa por los delitos de terrorismo, crimen organizado, asesinato, secuestro simple, robo agravado, entorpecimiento de servicios públicos, lesiones y daños en perjuicio de 23 víctimas, entre ellas el Estado de Nicaragua.

El juez Morales admitió la acusación y les impuso prisión preventiva a Mairena y a Mena y les programó la audiencia inicial para el próximo 15 de agosto.

La acusación

Según la acusación de la Fiscalía, Mairena orientó la creación de tranques en Boaco, Chontales, Nueva Guinea y Río San Juan para impedir el normal funcionamiento del transporte público y privado. Su organización cometió robos con intimidación a ciudadanos que transitaban por los tranques, así como amenazas, daños a la propiedad pública y privada, asesinatos, lesiones y secuestros. La acusación no ofrece detalles de cómo, cuándo y quiénes son las víctimas de esos supuestos robos en los tranques.

El escrito agrega que la Policía venía dando seguimiento a la organización desde junio pasado y supo que Mairena bajaba órdenes a sus miembros a través de Francisca Ramírez Torres, Pedro Mena y un sujeto conocido como el Gringo.

Ataque a Morrito

La Fiscalía también acusa a Medardo Mairena del ataque a la delegación de Morrito, donde murieron cuatro policías y un civil.

Mientras la audiencia se realizaba en privado, afuera de los Juzgados, familiares y seguidores del movimiento campesino esperaban y protestaban por tercer día consecutivo sin poder ver el estado de los dos campesinos.

...

Notas Relacionadas