Delincuentes no dejaron entrar a su casa a albañil para matarlo a tubazos

La madrugada del pasado domingo, otro albañil fue asesinado a golpes en el barrio Domitila Lugo de la capital

Albañil

La pequeña niña junto a los restos de su progenitor, cuando los familiares levantaron la tapa del ataúd, la menor tuvo temor de acercarse. HOY/Wilih Narváez

HOY

Cuando José Mauricio Díaz Méndez, de 45 años, se disponía a ingresar a su casa, delincuentes lo estaban esperando.

“No lo dejaron entrar a la casa, se iba a meter y lo siguieron. Lo fueron a matar por la planta”, dijo Magaly Méndez, hermana del fallecido.

El reloj marcaba la 1:00 a.m. del domingo, cuando la víctima regresaba de tomar licor.

Los sujetos se lo llevaron al costado norte de la planta eléctrica del barrio Los Martínez, donde le quitaron la vida a punto de tubazos, para luego despojarlo de sus zapatos, cadena, anillo, su pulsera de plata, el reloj y la gorra.

Pidió auxilio

Albañil
José Díaz Méndez (Q.E.P.D.).HOY/CORTESÍA

Testigos afirman que tras la golpiza que recibió Díaz Méndez, este llamaba a su progenitora y pedía ayuda.

Pero fue hasta las 4:00 a.m. que vecinos le llegaron a avisar del hecho a los familiares de Díaz Méndez, quien laboraba como albañil.

Amaneció y el cuerpo permanecía tirado en la calle en un charco de sangre. Sus familiares creían que lo habían asesinado a machetazos.

“Como estaba cayendo lluvia, mi mamá no quería que se estuviera mojando”, detalló la hermana de José Mauricio.

Fue entonces que decidieron trasladar el cuerpo en una sábana hacia su vivienda y posteriormente llegaron agentes de la Delegación Dos, quienes coordinaron con el Instituto de Medicina Legal (IML) para que trasladaran el cadáver y practicarle una autopsia.

Por los resultados, familiares del albañil se enteraron que los sujetos lo mataron con tubos. Producto de los golpes le quebraron la nariz.

El albañil vivió siete años en Panamá y tenía pocos meses de estar en el país. El pasado sábado agarró pago de un trabajo de tres meses que había culmi nado.

El infortunado dejó cuatro hijos en la orfandad, de 10, 11, 13 y 15 años.

Presuntamente fueron cinco los sujetos que cometieron el atroz crimen, aunque se desconoce si hay investigados.

La madrugada del pasado domingo, otro albañil fue asesinado a golpes en el barrio Domitila Lugo de la capital.

...

Notas Relacionadas