Roban el Santísimo y lo tiran a la calle en Darío

Según el titular de la parroquia Santa Lucía los desconocidos rompieron una verja para entrar a la capilla, donde había unos parlantes y amplificadores

Así quedó el Santísimo luego de ser robado de la iglesia. HOY/Cortesía

Personas desconocidas robaron el Sagrario y el Santísimo para luego lanzarlos en la calle, la madrugada de este sábado 14 de julio en la capilla San Antonio, de la Parroquia Santa Lucía, en el municipio de Darío, departamento de Matagalpa.

“Entraron directamente a cometer el sacrilegio porque no robaron otras cosas que estaban en la capilla”, relató el sacerdote Vicente Martínez Bermúdez, titular de la parroquia Santa Lucía en Darío.

Según el religioso, los desconocidos rompieron una verja para entrar a la capilla donde además había unos parlantes y amplificadores que dejaron intactos.

“Al pie del Santísimo estaba una imagen de la Virgen, de La Purísima, pero la hicieron a un lado y la cuestión fue solo con el Santísimo que rajaron el sagrario y lo zumbaron, lo dejaron botado en la calle”, señaló el sacerdote.

Feligreses de la parroquia oraron junto al sacerdote Martínez y lamentaron el sacrilegio cometido por “enemigos de la iglesia”.

El padre Martínez ha sido uno de los sacerdotes de la Diócesis de Matagalpa difamados a través de las redes sociales por simpatizantes del gobierno. El 10 de junio recién pasado, un grupo de paramilitares orteguistas lo interceptó en el kilómetro 90 de la carretera Panamericana y uno de los armados le puso el cañón de un fusil Ak en la sien, al tiempo que le decía “te voy a matar”.

Respecto del sacrilegio de este sábado, el religioso apuntó: “Ya sabemos nosotros de donde vienen las maldades. La gente me preguntaba si íbamos a poner denuncia, pero ¿a quién? Si no hay autoridades”.

“Yo miro esto como que quieren hacerme daño y no han podido, así siento, que quieren hacerme daño y quieren tocar lo más sagrado que nosotros tenemos como católicos que es el Santísimo, porque ahí nos tocan el alma”, agregó el párroco de Santa Lucía.

El sacerdote exhortó a los feligreses a que “no perdamos la fe y que nos demos cuenta que esa gente sacrílega no le hace mal a la iglesia, sino que la fortalecen”.

...

Notas Relacionadas