Pocos marchantes trabajaron en los mercados

Una gran parte se sumaron al paro nacional, otros llegaron solo mediodía por la necesidad

Los comerciantes aseguraron que la clientela que llega a los mercados en días de paro o feriados es gente aledaña, la que aprovecha para hacer compras del hogar con más calma. Manuel Esquivel

HOY

A diferencia del paro nacional realizado el pasado el 14 de junio, algunos mercados como el Oriental, Roberto Huembes y Mayoreo tuvieron un poco más de afluencia de vendedores el día de ayer, sin embargo, estos trabajaron solo un rato.

Los marchantes consultados por el periódico HOY, en su mayoría del área de perecederos, coincidieron en que trabajaron porque tienen muchas deudas y querían aprovechar que no llegarían mayoristas a ofrecer sus productos.

Los pasillos del Roberto Huembes estuvieron áridos; al mercado solo llegaron comerciantes de artesanías y perecederos.
Manuel Esquivel

Marcia Espinoza, comerciante en el Oriental, aseguró que tuvo la intención de unirse al paro nacional, pero no logró recoger el jueves la cuota que le tenía que pagar al prestamista.

“Me vine temprano (el jueves) y me fui más tarde de lo normal, porque me nacía ser parte del paro, además quería descansar, pero me fue imposible, la vez pasada participé y al día siguiente tenía a los cobradores hostigando, no quería que me pasara lo mismo, por eso vine un rato”, contó Espinoza.

Néstor Pineda, comerciante en el Oriental, aseguró que su forma de apoyar la lucha de la mayoría de nicaragüenses que quieren ver el país libre, es apoyando todas las marchas pacíficas a las que sean convocados; además se declaró en desobediencia civil desde hace más de un mes.

“Yo no estoy pagando impuestos, tampoco le he dado ningún aporte a Commema (Corporación Municipal de Mercados de Managua), es mi forma de apoyar, hoy (ayer) vine a trabajar porque necesitaba venir a cuidar mi tramo, no me sentía tranquilo en mi casa, si logró vender algo, no hay problema, pero no son mis intenciones centrales”, manifestó Pineda.

Seguridad

Todas las barricadas del mercado Oriental estuvieron cerradas por seguridad. El ingreso de los pocos clientes al centro de compras solo podía ser a pie.
Manuel Esquivel

Pineda dijo que para seguridad del centro de compras, la mayoría de las barricadas que se encuentran en la entrada principal del Oriental permanecerían cerradas, por cualquier intento de saqueo.

En el mercado Roberto Huembes el ambiente fue diferente, se presentaron a trabajar solo algunos comerciantes del sector de artesanías y del sector de carnes y verduras.

Julieta Arróliga, comerciante de verduras, alegó que no es de derecha ni de izquierda y que llegó a trabajar porque su familia depende de ella.

“Me quedó bastante mercadería y teníamos que sacarla, la afluencia de compradores es rala, los pobladores que más nos han visitado son de barrios aledaños que se percatan de que estamos aquí, después del mediodía (ayer) pensamos irnos la mayoría, hubo varios compañeros que no vinieron a trabajar, se siente la soledad”, manifestó.

Al Mayoreo llegaron a trabajar algunos para no perder mercadería, pero dijeron que concluirían temprano sus labores.
Manuel Esquivel

Por su parte Glenda Quintero, comerciante en el Mayoreo, quien llegó al centro de compras solo para cuidar su tramo, pero no abrió el negocio, dijo que solo una parte de los comerciantes se presentaron a trabajar, principalmente los minoristas.

“Entiendo a esa gente porque ellos no ganan mucho, aprovechan que no vienen los otros colegas y sacan sus productos, a ellos no hay que juzgarlos, apoyan a su manera, pero aquí todos estamos en contra de las injusticias”, puntualizó.

Más vigilancia
Tramos de ropa, zapatos y electrodomésticos estuvieron cerrados en su mayoría, sin embargo, permanecieron con gente encargada de la vigilancia.

Los comerciantes aseguraron que por la noche se iban a quedar en el centro de compras, para evitar cualquier desgracia.

...

Notas Relacionadas