Cuatro diriambinos puestos a la orden de un juez de Managua

Fiscalía pone a los acusados como terroristas, asaltantes y pirómanos

Cuando la Fiscalía estaba leyendo la acusación, los procesados, con la cabeza, hacían movimientos de negación, indicando que ellos no habían cometido los hechos que les imputa la Fiscalía. HOY/Alejandro Flores

HOY

Dos obreros, un albañil y un comerciante fueron acusados de terrorismo, robo agravado, daño agravado, incendio, entre otros delitos; los procesados fueron detenidos en Diriamba, departamento de Carazo.

Los acusados que fueron llevados ayer al Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua son los hermanos Harry Jonathan y Orlando Alexander Valverde Ortiz, de 20 y 31 años, respectivamente; así como Eddy Gertrudis González Padilla, de 26, y Richard Sebastián López, de 28.

Los procesados también son señalados por la Fiscalía de portación ilegal de armas de fuego, tentativa de homicidio en perjuicio de oficiales de la Policía, facilitación para la evasión y quebrantamiento de condena y entorpecimiento del servicio público.

La audiencia preliminar dio inicio con la presencia de un defensor público, quien asistía a los procesados, pero a mitad de la lectura de la acusación que realizaba el fiscal, se presentó a la Sala Judicial la abogada Yonarqui Martínez, asesora de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), quien dijo que estaba nombrada para ser la defensa de los diriambinos.

Juez garantiza derecho a la defensa

El juez Abelardo Alvir garantizó el derecho que tiene todo procesado de ser asistido por un abogado de su preferencia, y por tanto, dio lugar a que la abogada Martínez asistiera a los acusados; el defensor público que había iniciado la audiencia se retiró de la Sala.

Una vez concluida la intervención de la Fiscalía, la defensa Martínez pidió al judicial que rechazara la acusación, debido a que no individualizaba la supuesta participación de los procesados en los hechos.

También alegó detención ilegal y hasta puso en conocimiento al judicial que hubo desacato de la autoridad por parte de la Dirección de Auxilio Judicial (DA) nacional, debido a que hicieron caso omiso al juez ejecutor que llegó a El Chipote, a hacer efectivo un recurso de exhibición personal por detención ilegal a favor de uno de los procesados.

El judicial le dijo a la defensa que el TAM es el que debe resolver lo de la detención ilegal y no él.

Alvir resolvió admitir la acusación y decretó la prisión preventiva para los cuatro acusados.

LOS HECHOS ACUSADOS

Según la Fiscalía, desde junio la Policía le daba seguimiento a los acusados. Señalan que los acusados financiaban con dinero a varios antisociales de Diriamba, que estaban en los tranques.

También señala a los acusados de ocultar armas y de quemar las oficinas de la Fiscalía. Los acusados fueron detenidos el 9 de julio de 2018, y les hallaron dinero y armas.

...

Notas Relacionadas