351 muertes por represión orteguista al pueblo de Nicaragua

2,100 heridos y 329 secuestrados según la ANPDH

Muertes, represión, departamentos, orteguistas, informe, ANPDH

Masaya es una de las zonas del país que ha sido golpeada por la represión del Gobierno. HOY / EFE

HOY

En ocho días la cifra de asesinatos a causa de la represión orteguista en Nicaragua aumentó en 42 muertos más, según un informe de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), que ya contabiliza desde el 19 de abril al 10 de julio 351 muertes, en su mayoría ocurridas de forma violenta, 2,100 heridos, de estos 51 con daños permanentes y 329 secuestrados

De esos 42 crímenes registrados en una semana, la mayoría de ellos fueron reportados en Carazo donde el pasado domingo las fuerzas del Gobierno en conjunto con paramilitares ejecutaron lo que el Gobierno ha llamado como “operación limpieza” en los tranques del departamento.

En Diriamba y Jinotepe, municipios de Carazo, la ANPDH ha recibido denuncias que indican la supuesta existencia de fosas clandestinas detrás de los estadios de esos municipios.
De acuerdo con el informe de la ANPDH, de las 351 víctimas, 306 eran civiles, 28 paramilitares, 16 policías y uno que pertenecía al Ejército.

Sigue prevaleciendo la muerte por un solo disparo al contabilizar 226 personas. En el informe de la ANPDH se resalta que durante este contexto, del total de muertes registradas seis personas fallecidas: que sufrían enfermedades naturales, por falta de asistencia médica, por no recibir atención médica a tiempo, por negligencia médica o por los obstáculos en los tranques.

Departamentos

Los departamentos donde se han registrado más muertos son: Managua con 162, seguido por Masaya con 35, León con 26 y Carazo que registra 25 muertos.

Leiva insistió que en el caso de las personas que han sido liberadas luego de arrestos arbitrarios, tras gestiones de la ANPDH junto con la Iglesia católica, estas han sufrido maltrato y tortura por parte de la Policía y paramilitares.

298 personas fueron asesinadas con armas de fuego, dos víctimas de explosión de granada de mano, dos con morteros, diez con armas blanca y 48 en otras condiciones.

También, sobre las denuncias recibidas, reiteró la existencia de cárceles clandestinas en diferentes puntos del país, así como el uso de casas del partido Frente Sandinista para practicar torturas contra personas secuestradas y acusadas de apoyar las protestas sociales.

A su vez resaltó el desmedido y desproporcionado uso de armas de guerra de uso exclusivo militar y de francotiradores contra manifestantes pacíficos. Y reiteró su demanda del desarme de los paramilitares que fueron organizados por el Gobierno y actúan en coordinación con la Policía Nacional.

...

Notas Relacionadas