Arte de palma y caña en el mercado Roberto Huembes

Canastas elaboradas por manos nicaragüenses

Este tipo de canastas las buscan para decorar 15 años, baby showers o cumpleaños; dependiendo el tamaño cuestan entre los 120 y 250 córdobas la unidad. Carlos Valle

HOY

En el sector de las artesanías del mercado Roberto Huembes puede encontrar una amplia variedad de artículos elaborados con palma y caña. Los comerciantes del lugar le ofrecen desde una canasta para colocar el pan, hasta los famosos “moisés” para dormir a su bebé, a precios muy asequibles.

Alba Norori, comerciante en el centro de compras, cuenta que las canastas las elaboran artesanos nicaragüenses, y le dan un toque especial al lugar en el que las colocan.

“Las más pequeñas se pueden poner en el comedor y llenarlas con frutas o flores artificiales, también se pueden poner en la cocina con pan, huevos, galletas, incluso, en el cuarto pueden ser muy útiles, en ellas podemos colocar nuestras bisuterías, de cualquier forma, siempre se van a ver increíbles, hay grandes que hasta sirven para guardar la ropa, el talento nica no deja de sorprender, todas son beneficiosas”, menciona Norori.

En cuanto a las ventas, la comerciante asegura que no se han dejado de vender, pese a la situación difícil que atraviesa el país.

Precios bajos

Los “moisés” para los bebés cuestan 300, 400 y 500 córdobas, también depende del tamaño que el cliente busque.
Carlos Valle

“Estamos dando buenas rebajas a la gente, entendemos todo lo que está pasando y las dificultades económicas que hay, además que nosotros también queremos vender, el negocio apenas se está levantando”, señala Alba.

En cuanto a los modelos de las canastas, hay redondas, cuadradas, y con figuras, dependiendo del tamaño, se encuentran desde los 90 hasta los 350 córdobas, las más caras son las que sirven para guardar ropa o zapatos, estas vienen en varios colores.

También hay canastas con diferentes figuras, que las utilizan para centros de mesa en alguna actividad.

La comerciante, quien también vende hamacas, bancos y camiones para niños elaborados con madera, relata que hasta hace un mes aproximadamente empezó a llevar al centro de compras la mercadería que se había llevado a su casa por miedo a saqueos.

“Me puse en las manos de Dios, nada hago con todo el producto en la casa, confiamos que poco a poco el comercio se irá mejorando”, puntualiza la marchante.

...

Notas Relacionadas