Francia e Inglaterra, los dos equipos con cara de finalistas

Con todo y las sorpresas ocurridas en este Mundial la lógica ha predominado. ¿Y entonces España, Alemania, Brasil? Son rarezas que el mismo destino las coloca en su lugar. Rusia, triunfante ante España, ya se despidió con decoro frente a Croacia, Suecia quien pasó primera de grupo cuando desde el principio en los papeles indicaba […]

Romeu Lukaku y Kylian Mbappe se verán las caras en las semifinales de Rusia 2018 este martes. LA PRENSA/AFP

Con todo y las sorpresas ocurridas en este Mundial la lógica ha predominado. ¿Y entonces España, Alemania, Brasil? Son rarezas que el mismo destino las coloca en su lugar. Rusia, triunfante ante España, ya se despidió con decoro frente a Croacia, Suecia quien pasó primera de grupo cuando desde el principio en los papeles indicaba que sería Alemania, también se marchó vencida 2-0 ante una Inglaterra en crecimiento. ¿Y Brasil? Lo de la Verdeamarela no fue algo ilógico, sino un infortunio, también la lógica castiga al incapaz de marcar cuando se llegó con tanta claridad.

Nadie tiene ganas de volver a casa. Los cuatro equipos restantes pasarán la última semana en Rusia. La diferencia estará en el calendario, a unos le tocará el tercer lugar el sábado y otros lo que anhelaban, la final el domingo. En medio de lo confuso y cuestionable del rendimiento de los cuatro equipos, Francia se erige como el contendiente con más fuerza, cumple los requisitos en todas las líneas: seguridad en la portería, tranquilidad en la defensa, dinamismo en el mediocampo y una pegada abrumadora en la ofensiva.

En la otra llave Inglaterra dejó un sabor agradable contra Suecia. Aprendió de los errores cometidos contra Colombia y no los repitió ante Suecia. No dejó revivir al oponente, y cuando este quiso hacerlo Pickford salvó magistralmente, tampoco se conformaron con una anotación, sino todo lo contrario buscaron todo el tiempo de agrandar el marcador en el mismo momento que ya ganaban y mantuvieron su peligrosidad con los balones parados. Los ingleses se comen las jugadas de pizarrón, ejecutándolas muy bien en el terreno.

¿Por qué si Bélgica derrotó al mejor equipo (Brasil) no es favorita? En el análisis no solo vale el resultado, sino las formas. Costa Rica avanzó hasta cuartos hace cuatro años y todavía como primera de grupo sobre Uruguay, Italia e Inglaterra y eso no le bastaba para ser favorita contra Grecia y mucho menos Holanda. Los belgas cedieron mucho terreno y se escudaron en la suerte y Courtois. La apuesta arriesgada de Roberto Martínez, entrenador, de jugar al contragolpe dio resultado en ataque, pero no se puede decir lo mismo defensivamente. Permitieron un gol porque la dirección en las piernas de los brasileños estaba en un mal día.

Croacia ya había dejado una mala impresión contra Dinamarca, pero no había razón de juzgar a un conjunto solo por un partido, pero Rusia los dejó en evidencia. No son tan sólidos atrás como parecían ni tan mortíferos adelante y con excepción de Modric, el súper mediocampo a veces es intermitente. Si la ruleta de la fortuna no abofetea a la lógica, los galos e ingleses estarían en la final, de lo contrario estaríamos ante un Mundial que ofrecería un nuevo campeón.

...

Notas Relacionadas