Evite la irritación tras la depilación genital

Un problema común que puede evitar si sigue estos consejos

HOY/Istockphotos.com

Es normal que a los días siguientes, luego de pasar la afeitadora por el vello de nuestras partes íntimas sintamos comezón. Esto se trata de nada y más menos de irritación.

Hay sencillas medidas que pueden ayudar a evitar este problema. A pesar que muchos le restan importancia a la eliminación del vello, la mayoría aún prefiere removerlo por cuestión de comodidad y estética. Sin embargo, independientemente del producto o técnica utilizada, se producen alergias y pequeños cortes que son bastante molestos.

Por suerte, considerando ciertos cuidados antes y después de llevarlo a cabo, se pueden minimizar estos síntomas para que no sean un problema. Siga estos consejos.

Tome nota

Evite la depilación: aunque la depilación total de la zona íntima brinda seguridad y comodidad, no se aconseja desde el punto de vista de salud. El vello púbico es una barrera protectora contra los agentes que producen enfermedades de transmisión sexual, candidiasis y otras afecciones. Eliminar por completo el vello aumenta el riesgo de foliculitis. Esta última se caracteriza por la inflamación e infección de los folículos pilosos, originando pequeñas protuberancias y áreas enrojecidas.

Método: el uso de máquinas de afeitar es una de las principales causas de reacciones alérgicas. Para no sufrir, es conveniente elegir un método alternativo. La depilación con crema depilatoria es rápida e indolora. Si deseas que sea más duradera, opte por depilación con cera o láser.

Use exfoliante: la aplicación de productos exfoliantes antes de usar cualquier técnica de depilación puede disminuir de forma notable la irritación. Este sencillo tratamiento prepara la piel para la extracción del vello y ayuda a que se conserve suave.

HOY/Thinkstockphotos.com

Utilizar gel o crema humectante: por ningún motivo se debe realizar un rasurado en seco. Si el objetivo es evitar irritaciones tras la depilación, es esencial adquirir un gel o crema humectante para la zona íntima. Estos productos tienen el objetivo de “ablandar” y proteger la piel.

Aplicar loción desinfectante: estos productos contienen compuestos que eliminan los gérmenes de la superficie cutánea, a la vez que controlan la inflamación.

No depilarse antes de la menstruación: la piel es mucho más sensible en los días previos a la menstruación. Por lo tanto, para no sufrir inflamación y rojeces después, lo mejor es hacerlo con al menos una semana de anticipación.

 

...

Notas Relacionadas