Matan de múltiples cuchilladas a vigilante para robarle en Carretera Sur

“Mi niña vio todo el drama y entro en shock, fue terrible y salí corriendo a buscar ayuda", expresó la viuda. La víctima fue sepultada ayer en Corinto, Chinandega

Los restos de Mayron Salinas fueron sepultados ayer. La víctima recibió múltiples cuchilladas. HOY/ Saúl Martínez

HOY

Fue extraño que Mayron José Salinas Arata, de 28 años, no le contestara las constantes llamadas y mensajes que le mandó su esposa al celular, como solía hacerlo. Los fines de semana lo acompañaba en su trabajo, ubicado en el kilómetro 9 de la Carretera Sur.

Eso preocupó a Flor de Liz Arteaga el pasado sábado, quien inmediatamente agarró a su niña de dos años y medio de nacida y se dirigieron hacia los módulos que cuidaba Mayron, en una escuela de taekwondo.

Flor contó que al llegar con su hija sintió nervios al observar la puerta cerrada por dentro, al lograr abrir, vio artículos regados y los pies de su esposo debajo de un colchón con las sábanas de color blanca enrolladas en el cuello.

Las mismas tenían sangre, al igual que la camisa color celeste que vestía la víctima.

“Mi niña vio todo el drama y entro en shock, fue terrible y salí corriendo a buscar ayuda, los vecinos me apoyaron a llamar a la Policía, que circularon el área y hasta este momento no han dado respuesta. El dueño de la escuela dijo que las cintas no aparecen (los videos de la cámara de seguridad)”, relató la viuda.

Despedida

Vigilante
Mayron Salinas Arata (q.e.p.d.). HOY/Cortesía

El crimen está siendo investigado por las autoridades policiales de la Delegación Tres.

“A mi hermano le quitaron la vida de manera brutal, era un muchacho sano dedicado a su familia”, lamentó Carla Vanesa Salinas.

Ella sospecha que su hermano estaba sentado en la cama al momento que ingresaron sujetos para quitarle la vida.

Los asesinos de Salinas le robaron el pago de 4,500 córdobas, el celular, la billetera, dos machetes y el cuchillo de la cocina.

La víctima era originaria de Corinto y había viajado hace cinco años a la capital en busca de mejores horizontes junto su esposa Flor Arteaga.

Sus restos fueron llevados a su ciudad natal y fue sepultado la tarde de ayer en El Realejo.

“Me lo mataron en su trabajo, se metieron a robar, me lo golpearon, le perforaron el pulmón. Lo agarraron inhumanamente como animal”, escribió la viuda en unas capturas de pantallas que circularon en Facebook, para aclarar que Salinas no murió en ninguna protesta como circuló en algunos mensajes de esa red social.

Crímenes golpean

Hace una semana un hombre de 39 años fue asesinado a balazos y lanzado dentro de un barranco en el kilómetro 16.5 de la Carretera Sur. La víctima tenía signos de tortura.

Ese crimen todavía no ha sido esclarecido por las autoridades del Distrito Tres, quienes ahora deben indagar este nuevo caso.

 

...

Notas Relacionadas