Honor y orgullo sintieron los nuevos galardonados con orden Alexis Argüello

Ernesto López debutó en el beisbol superior en 1969 y duró hasta 1997, en una de las carreras más exitosas y extensas en Nicaragua.

Dalila Rugama junto a Erneto López y Julio Moya tras recibir la Orden Alexis Argüello el domingo en Managua. Foto Oscar Navarrete.

HOY

Dalila Rugama, una coleccionista de medallas en el lanzamiento de la jabalina, junto con Ernesto López y Julio Moya, dos de los más grandes peloteros nacionales, recibieron la orden Alexis Argüello, que cada 1 de julio, desde 2010, entrega la Alcaldía de Managua a atletas nacionales e internacionales que han trascendido.

El parque japonés fue el escenario de una ceremonia que hizo revivir a los galardonados sus momentos deportivos de gloria.

“No me sentía tan emocionado desde que vencí a Japón en el Mundial de 1984”, dijo el lanzador leonés Julio Moya, quien a sus 62 años de edad, vive de una pensión y tres veces a la semana viaja a Managua para su tratamiento de hemodiálisis.

Moya jugó en los campeonatos nacionales de beisbol de 1976 a 1987. Se retiró a los 31 años de edad por las lesiones y fue el mejor lanzador de su época.

Rugama sigue activa

Al igual que Moya, Dalila Rugama tiene un brazo de oro. Es cuatro veces ganadora de la medalla de oro en lanzamiento de jabalina en los Juegos Centroamericanos y el año pasado en nuestro país rompió su propia marca al enviar el artefacto a 53.47 metros de distancia.

“Ahora es más difícil porque tengo que combinar mis obligaciones de madre de familia con el deporte, pero he salido adelante porque en toda mi carrera he sido disciplinada y siempre doy lo mejor de mí en el deporte”, explicó su secreto del éxito Rugama, quien se bañó de oro en las ediciones de 2001, 2006, 2013 y 2017 de los Centroamericanos, agregando una presea dorada en impulsión de bala en 2006.

Rugama sigue activa y se alista para participar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla a finales de este mes.

Admirador de Alexis

En tanto, Ernesto López, el “Tiburón Mayor”, fue el encargado de dar las palabras de agradecimiento de los homenajeados y resumió la emoción como de “honor y orgullo”, además de declararse un fanático de Alexis Argüello.

“Fue una gran persona y un gran atleta, era alguien que todos queríamos imitar, así que como atleta nicaragüense es un orgullo recibir un reconocimiento que lleva su nombre”, aseguró López, uno de los bateadores más feroces que nuestro beisbol recuerda, dueño de los récords de cuadrangulares en una temporada (42 en 1978) y en toda una carrera (319).

López debutó en el beisbol superior en 1969 y duró hasta 1997, en una de las carreras más exitosas y extensas en Nicaragua.

“Las hazañas deportivas de Dalila, Julio y Ernesto son motivo de admiración e inspiración para el resto”, dijo la alcaldesa de Managua, Reyna Rueda, quien encabezó el acto.

...

Notas Relacionadas