Masaya sale a marchar a pesar de la presencia de paramilitares

Pobladores gritaron ¡asesinos, asesinos! al pasar cerca de la Policía

Masaya, movilización, autoconvocados, pobladores, asesinos, policías, paramilitares

Esta movilización se llevó a cabo por la visita que tenía prevista la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que al final se pospuso. HOY/Manuel Esquivel

HOY / Masaya

Masaya volvió a las calles ayer, y pese a que la zona norte de la ciudad está dominada por fuerzas regulares y paramilitares, los autoconvocados e integrantes del Movimiento 19 de Abril marcharon.

La manifestación salió de la placita de Monimbó hacia el Parque Central, después hacia la iglesia San Miguel y retornó a su punto de inicio, en la iglesia San Sebastián, en Monimbó. Los autoconvocados llevaban banderas azul y blanco, a la vez gritaban “pueblo, únete, pueblo, únete”.

Fueron más de cien personas las que recorrieron unas 15 cuadras, incluidas las calles que habían limpiado los paramilitares y antimotines. Al pasar por una de las esquinas de la delegación policial la muchedumbre les gritó: “Asesinos, asesinos, asesinos”.

Entre los asistentes se encontraba José Canales, hermano de Jeison Ricardo Putoy, de 21 años, uno de los caídos durante el primer fin de semana de junio, en un ataque policial que dejó un saldo mortal de diez víctimas.

Canales pide justicia porque “a ellos (los jóvenes) solo se les mata por querer a su patria, por defender a Nicaragua, por defender la libertad”, expresó.

Zozobra

Otra de las asistentes a la marcha fue doña Rosa Canda, quien explicó que ahora vive en zozobra porque no se sabe en qué momento puede haber otro ataque. También teme que a sus hijos los capturen en su propia casa, tal como ha sucedido en varios casos en distintos lugares del país.

HOY / Manuel Esquivel

“Ando en apoyo aquí para que se vaya —Daniel Ortega— porque no queremos que sigan gobernando. No queremos que estén aquí gobernando porque no sirven para gobernar”, refirió.

La movilización respondía a la visita de los miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la misión de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas (ONU Derechos Humanos) a la Capital del Folclor nicaragüense; sin embargo, esta fue suspendida ya que se trasladaron a Jinotepe, Carazo.

Masaya ha sido una de las ciudades más azotadas por la violencia gubernamental, y solo en este departamento se contabilizaron 35 muertos, desde el pasado 18 de abril, según cifras actualizadas por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH). Esta misma organización recibió ayer denuncias de los ciudadanos en la iglesia San Miguel.

Yubrank Suazo, representante del Movimiento 19 de Abril de Masaya, expresó que es probable que la próxima semana se desarrolle la visita de los representantes de los organismos internacionales, pero aún no se precisa la fecha.

Los expertos se centrarían en la recopilación de información a partir de conversaciones con las familias de los asesinados durante la represión, además de las personas que han sido víctimas de agresiones físicas o daños a sus inmuebles, explicó Suazo.

Repliegue
Aunque no se conoce una confirmación oficial por parte del Gobierno sobre la realización del repliegue hacia Masaya, el representante del Movimiento 19 de Abril de la “Ciudad de Las Flores”, Yubrank Suazo, explicó que la voluntad del pueblo es que el presidente designado por el Poder Electoral, Daniel Ortega, “no pise esta tierra- Monimbó-”. “Nosotros exijimos y demandamos al régimen de Ortega que no provoque más a nuestro pueblo, que no tiña más de sangre esta tierra sagrada, a este bravo pueblo de Monimbó que ha alzado su voz al igual que hace cuarenta años por una Nicaragua libre, por una Nicaragua próspera”, afirmó. Suazo es claro en mencionar que sí el Gobierno pretende hacer el repliegue hacia Monimbó, el resultado sería un “baño de sangre” y la cifra de muertos, probablemente, se duplicaría, porque “este pueblo no va a claudicar, que le quede claro a Ortega”, sentenció.

 

...

Notas Relacionadas