Ladrón de naranjas sufre caída y queda con una pierna ensartada en verjas

Los dueños de la propiedad terminaron ayudándolo y tuvieron que llamar a socorristas para que lo trasladaran a un hospital

Verjas

Pablo Maltés quedó con la pierna derecha incrustada tras caer de un árbol donde estaba robando naranjas. HOY/CORTESÍA

HOY

Mientras dormía una familia habitante del barrio San Cristóbal, Managua, el joven Pablo Maltés cruzó la verja de la propiedad y se trepó a un árbol para cortar cuantas naranjas agrias pudiera. Sus planes era venderlas y la ganancia sería para comprar licor.

Sin embargo, literalmente todo se vino abajo debido a que terminó llorando y por poco pierde la vida.

El infortunado sufrió una estrepitosa caída y su pierna derecha quedó incrustada en la varilla de una verja, quedando en una posición de gimnasia: con la pierna izquierda sostenía su cuerpo en un muro y la otra ensartada al metal. La espalda quedó hacia el vacío y se sujetó con la mano derecha en la verja, para no desgarrarse completamente la piel. Un mal movimiento podría desgarrar más la pierna que estaba atrapada.

Víctimas lo auxiliaron

Verjas
Uno de los jóvenes que habita en la propiedad sacó una silla de madera y un bloque para que el sujeto pudiera apoyar su espalda. HOY/CORTESÍA

El insólito hecho sucedió a eso de las 2:30 de la madrugada de ayer.

Los habitantes de la propiedad escucharon un ruido cuando el sujeto cayó y empezó a gritar, pero creían que alguien se había accidentado en un vehículo, puesto quedaron unos huecos en ese sector cuando se levantaron barricadas.

El susto fue cuando salieron y vieron al ladrón de naranjas, que había sufrido el accidente.

Uno de los jóvenes que habita en la propiedad sacó una silla de madera y un bloque para que el sujeto pudiera apoyar su espalda, mientras llegaba el cuerpo de socorro de Cruz Roja Nicaragüense.

El vecindario suspendió el sueño y estaba pendiente de que Pablito, como es conocido el sujeto en ese barrio, fuese liberado.

Finalmente los socorristas llegaron y utilizaron herramientas para cortar la verja, mientras eso sucedía, el sujeto lloraba por el dolor.

Fue entonces que lo colocaron boca abajo en una camilla. En la pierna llevaba incrustado el pedazo de varilla. Fue trasladado en una ambulancia hacia un hospital capitalino.

En el sitio quedaron botadas las naranjas agrias que pretendía robarse.

“Es borrachito siempre ha venido a robar naranjas, pero esta vez se lo llevó el diablo al pobre hombre, andaba buscando sus cuatro naranjas para comprar su guaro”, expresó un poblador.

Se escapó de hospital

Los médicos extrajeron la varilla a Pablo Maltés y se conoció que le realizaron 46 puntadas en la pierna derecha.

Según un testigo, el sujeto se escapó del hospital poniendo en riesgo su salud.

Incluso regresó a la vivienda a eso de las 6:00 a.m. de ayer, a reclamar las chinelas que dejó botadas.

Verjas
El cuerpo de socorro de Cruz Roja Nicagüense utilizó herramientas para cortar una varilla donde quedó ensartada la pierna del sujeto. HOY/Wilih Narváez

 

 

...

Notas Relacionadas