Apelan caso de robo y asesinato de empresario de Masaya

El empresario Alejandro Colston fue hallado en la cajuela de un carro en el hospital de Masaya

Byron Cárcamo Espinoza (izquierda) fue absuelto del robo, pero condenado a 18 años por el crimen del empresario Ernesto Colston. En el caso de Carlos Jiménez Saavedra fue absuelto de ambos delitos. HOY/archivo

HOY

Hubo fuego cruzado entre la Fiscalía y dos abogados defensores —ante la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM)— en el caso del robo y crimen del empresario Alejandro Ernesto Colston Mejía, de 62 años, abandonado en la cajuela de un carro en el parqueo del Hospital Humberto Alvarado, en Masaya.

El asesinato del empresario Colston, según la Fiscalía, ocurrió a las 2:30 de la tarde, del 15 de diciembre de 2015, en el taller de mecánica del acusado Byron Ramón Cárcamo Espinoza, ubicado frente al Centro Nacional de Sangre de la Cruz Roja Nicaragüense, Reparto Belmonte, en Managua.

En la sentencia número 210, del 14 de agosto de 2017, que emitió el juez Noveno Distrito Penal de Juicio, Edgard Altamirano, absolvió a Carlos Eduardo Jiménez Saavedra del asesinato y robo del empresario Colston; en el caso de Byron Cárcamo Espinoza fue absuelto del robo pero condenado a 18 años de cárcel por el crimen del empresario.

Según la Fiscalía, Byron convenció a la víctima Colston para que se asociara de manera informal con él y el empresario le entregó 48 mil dólares para la construcción de generadores eléctricos.

Byron no le entregó el proyecto ni le devolvió el dinero, por lo que asesinó a Colston en contubernio con Jiménez Saavedra; la víctima fue golpeada con un objeto contuso (según la Fiscalía, con unos mazos).

Alejandro Colston. HOY/Archivo

Alegatos de apelación

Durante la apelación ante los magistrados del TAM, el abogado Róger Alvarado, defensa de Carlos Jiménez, dijo que su cliente nunca estuvo en el lugar donde supuestamente se cometió el crimen y eso fue demostrado con testigos y relaciones de llamadas, que nunca lo ubican en la escena del robo y asesinato.

Alvarado pidió al TAM que se mantenga firme la sentencia absolutoria que emitió el juez Altamirano a favor de Jiménez.

La Fiscalía, en cambio pidió a los magistrados del TAM, que se revoque la sentencia absolutoria que emitió el juez Altamirano a favor de Jiménez y en cambio se le declare culpable y se le imponga 30 años por el asesinato, más 7 años por el robo al empresario Colston.

EL DUEÑO DEL TALLER

El abogado Hardlen Huete pidió al TAM que absuelva a Byron Cárcamo (dueño del taller), declarado culpable del asesinato del empresario Colston, debido a que no hubo prueba directa ni indirecta que lo vinculen en el crimen, porque la Fiscalía señala que la víctima fue asesinada con mazos, pero en la prueba científica no se encontraron huellas ni sangre en los mazos.

La Fiscalía pide que se mantenga la culpabilidad de Byron por el asesinato y se le suba la pena a 30 años de cárcel; que también sea declarado culpable del robo y se le imponga 7 años de prisión.

...

Notas Relacionadas