Un buen récord crediticio puede ser tu tabla de salvación en estos tiempos de crisis

Un buen récord te permite acceder a financiamiento en cualquier momento, y negociar mejores condiciones de plazos, tasas y montos, entre otros beneficios

Todos conocemos la importancia de tener buenas referencias personales y laborales en el CV o de tener un récord policial limpio. Sin embargo, qué tanto sabemos o nos preocupamos por el récord crediticio? Este historial en el que aparece nuestro comportamiento financiero en cuanto al uso del crédito es fundamental, especialmente en tiempos de crisis económica, desempleo e incertidumbre como los que está viviendo actualmente Nicaragua.“Las personas con bajos niveles de ingresos, como los países nuestros, deben tener un buen récord para poder realizar inversiones en el corto plazo”. Un buen récord crediticio permite el apalancamiento, que las instituciones bancarias y no bancarias le den crédito sin tanto trámite, indica el economista Luis Gustavo Murillo.

“Mantener un buen récord le permite acceder a financiamiento en cualquier momento, y negociar mejores condiciones en términos de plazos, tasas y montos que una persona que presenta atrasos en el pago de sus préstamos. Además del prestigio que representa ser buena paga”, dice el gerente general de Financiera FDL, Julio Flores Coca.Un buen historial también es de gran ayuda cuando la persona tiene problemas para realizar sus pagos, como actualmente sucede con muchos nicaragüenses, ya que le permite plantear su caso a la institución financiera y obtener apoyo de la misma.  “Con su récord de pago que la respalda, la institución seguramente le dará condiciones favorables, renegociando las cuotas de pago”, indica Flores Coca.

Recientemente la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) y la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Micro Finanzas (Asomif) aprobaron una normativa que permite a las instituciones financieras reestructurar o prorrogar los créditos a los clientes que tengan dificultad para pagar debido a la crisis. Sin embargo, la normativa indica explícitamente que podrán aplicar a este beneficio únicamente los deudores que hayan demostrado un buen comportamiento de pago, personas que tengan calificación de riesgo A o B.  Es decir, que aún en medio de la actual crisis, las personas con buen récord crediticio tienen opciones de solventar sus compromisos y mantener abiertas las puertas del Sistema Financiero.

¿Sabes qué tipo de cliente sos?

Los créditos tienen una clasificación o “calificaciones que se establecen con base en el comportamiento de pago de una persona” y “miden el nivel de riesgo que una persona representa para una institución financiera”, explica Flores Coca.En dependencia de qué tan puntual o por cuánto tiempo atrase sus pagos, cada persona va recibiendo una calificación que puede ser “A, B, C, D o E”; de ahí deriva que algunas veces hablemos de cliente A o cliente B.

¿Cómo funcionan las centrales de riesgo?

El historial que indica si una persona debe o no debe, si paga a tiempo o se retrasa en sus pagos,  es registrado por las centrales de riesgo. En Nicaragua hay tres: una pública que brinda información de los bancos y financieras del país, y dos privadas que brindan mayor información, ya que incluyen también casas comerciales, cooperativas, empresas distribuidoras de alimentos y bebidas, explica Gisella Canales, especialista en Finanzas personales y autora del Blog Dele peso a sus pesos.La central de riesgo funciona con un sistema de reciprocidad de la información.

Es decir que las empresas o instituciones que brindan crédito y que hacen uso de la central de riesgo para conocer el historial de quienes llegan a solicitarles crédito, también deben reportar el historial de sus clientes. Es una base de datos alimentada por las mismas empresas e instituciones que la consultan, agrega la especialista.Comentó que no siempre se actualizan rápidamente por lo que podría suceder que después de tener problemas con una deuda y cancelarla, siga apareciendo sin actualizar, por lo que es importante “estar pendientes de cómo aparece nuestro récord crediticio”. Consultarlo una vez al año es gratuito y se puede realizar en sus oficinas ubicadas junto a la Siboif. La única manera de “limpiarlo” es pagando las deudas y demostrándolo para que sea actualizado.

Siga estas recomendaciones

Analiza bien tu situación económica y tu capacidad de pago antes de solicitar un préstamo.Desde antes de solicitar un préstamo, reorganiza tus gastos e incluye en tu presupuesto la cuota de tu nueva deuda.

Siempre que te sea posible (cuando hay ingresos extraordinarios) paga más de la cuota que te corresponde. Tu meta debe ser salir antes de lo previsto de tu deuda.

Nunca olvides que un buen historial de crédito te brinda más y mejores oportunidades; mantiene las puertas del Sistema Financiero abiertas para que puedas apoyarte en él para realizar tus proyectos.

Debes tener presente que servir como fiador a cualquier otra persona no es solo un simple trámite o requisito, sino que estás asumiendo solidariamente esa deuda y tendrás que responder por la misma en caso de que el deudor directo no pueda hacerlo.

...

Notas Relacionadas