Sepelio de menor asesinado hizo llorar a Nicaragua

Madre no podía creer y le pedía: “Despertate. ¿No querés tu chichita?”

teyler, muerte, asesinato, dolor, entierro, muerte, sandinsta, ortega, policía

“Justicia, justicia, justicia”, gritaban los familiares del menor durante el sepelio, el cual se realizó en el Cementerio Milagro de Dios de Managua. HOY / Roberto Fonseca

HOY

Los gritos de dolor inundaron el Cementerio Milagro de Dios de Managua. Ayer fue enterrado el cuerpo del Teyler Lorío Navarrete, de 14 meses de nacido, quien fue asesinado el pasado sábado de un disparo en la cabeza. En los alrededores del camposanto lo único que se escuchaba era: “¡Queremos justicia!”.

La familia del bebé aseguró que fue asesinado por policías y paramilitares en el barrio Américas 1 de Managua mientras estas fuerzas quitaban los tranques de esta zona

“Era un niño que no sabía nada. No tenía culpa de nada. Era inocente y lo mataron estos malditos asesinos”, dijo Claudia Navarrete, tía del niño.

Antes de ser llevado por el carro fúnebre, los padres del niño, Nelson Lorío y Karina Navarrete, sacaron del ataúd al niño para cargarlo y despedirlo por última vez. “Despertate. ¿No querés tu chichita?”, decía Karina, madre del bebé, mientras lloraba.

Una pequeña caravana de autos y motocicletas acompañó el carro fúnebre que llevaba el pequeño cuerpo de Teyler Lorío Navarrete.

Al bebé lo mataron a dos cuadras de la casa donde viven los abuelos paternos, que era la dirección a la que se dirigían. HOY / Roberto Fonseca

Durante el camino, algunas personas salían a las aceras para ver pasar el cortejo fúnebre.
“Que se vaya este hombre (Daniel Ortega), porque solo manda a matar a las criaturas este hombre desgraciado. Mataron a un niño que no tenía que ver en estas cosas”, dijo Claudia.

Ortega no tiene ninguna medida para hacer la paz. No está negociando con nadie. Ni con la Mesa de Diálogo, ni con los organismos internacionales. El pueblo lo puso y el pueblo lo quiere quitar”. Reynaldo Soza, tío de Karina

La familia de Teyler Lorío es evangélica. Por lo tanto, antes de que su cuerpo fuera depositado, realizaron unas oraciones y alabanzas. “Esto es verdaderamente una injusticia, pero de la justicia de Dios nadie se va a escapar… Estamos en las manos de Dios, Nicaragua. Pongámonos en las oraciones de nuestro Señor, porque verdaderamente él va a hacer y hará justicia”, exclamó Nelson Bermúdez, predicador evangélico y tío de Karina.

El abuelo paterno, Jaime Lorío, se desmayó durante el sepelio. Antes, había metido en el ataúd un pequeño peluche en forma de tigre con el que jugaba con Teyler. Jaime era quien junto a su esposa cuidaban del pequeño todos los días mientras sus padres iban a trabajar.

 

Entierro en Masaya
Los restos de Carolina de los Ángeles Collado, de 39 años, quien laboraba en el área de tributación de la Alcaldía de Masaya, fueron enterrados ayer en el Cementerio San Carlos de Masaya. Collado falleció producto de un disparo en la yugular, mientras circulaba en una de las calles aledañas al cementerio del barrio San Carlos de Masaya. (Noel Gallegos)

...

Notas Relacionadas