Joven atacado por paramilitares ahora es acusado de portar arma hechiza

Joven asegura que cuando llegaba de su trabajo fue atacado por paramilitares que huían de la población de Ciudad Belén

El joven Jackson Yarec Morales Santana (izquierda) fue remitido a valoración forense, debido a que recibió perdigones en la espalda y brazos. Según el acusado, paramilitares lo atacaron. HOY/Alejandro Flores

HOY

Un familiar de Jackson Yarec Morales Santana, de 19 años —que omitió su nombre— aseguró que el muchacho regresaba de su trabajo, cuando fue atacado por encapuchados (paramiliares) que llegaron a sembrar el horror el 25 de mayo de 2018, a Ciudad Belén, en Managua. Dijo que el joven fue herido por perdigones en la espalda y brazos y aclaró que este no participaba de las protestas contra el gobierno.

Ese 25 de mayo, luego de disparar por las calles de la ciudadela, los paramilitares —que iban encapuchados— se enfrentaron a un grupo de pobladores armados con machetes y agentes de la subdelegación policial de Ciudad Belén, dispararon para que la gente se dispersara.

En el enfrentamiento uno de los paramilitares recibió un disparo en la frente, por lo que el resto de encapuchados se subió a las camionetas y se dieron a la fuga dejando el cuerpo tirado en la calle.

Ese día también perdió la vida el adolescente Alejandro Tomás Hernández, de 17 años, quien era habitante de Ciudad Belén y que dejó una niña en la orfandad.

Llevado a audiencia

Resulta que el joven Jackson Morales Santana fue llevado ayer ante el juez Quinto Local Penal, Walter William Vargas, acusado por la Fiscalía de portación o tenencia ilegal de armas de fuego o municiones.

El joven le aseguró al juez que el día que llegaron los encapuchados a bordo de camionetas a atacar en Ciudad Belén, él iba llegando de su trabajo y no participaba de las protestas contra el gobierno.

Manifestó que el sujeto que andaba con los encapuchachos y que quedó sin vida en una calle de Ciudad Belén, fue uno de los que le disparó con una escopeta; el muchacho se levantó la camisola y le enseñó al judicial los perdigones que andaba en la espalda y en los brazos.

El acusado Morales fue remitido a Medicina Legal, para valoración física, a petición de su abogado defensor Yuri Sánchez, quien pidió la libertad alegando que el delito acusado no era grave, pero el juez Vargas admitió la acusación y decretó la prisión preventiva contra el muchacho.

LA ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

Según la Fiscalía, el 20 de junio de 2018, a las 7:40 de la noche, una patrulla policial observó a Jackson Morales, cuando este circulaba a pie por una calle del barrio La Curva, Sabana Grande.

El joven salió corriendo, pero fue detenido y le ocuparon un arma hechiza (artesanal), que llevaba en la mano derecha.

Para el 6 de julio de 2018, a las 9:30 de la mañana fue programada la audiencia inicial contra el procesado Jackson Morales.

...

Notas Relacionadas