Niño muere de un disparo en la cabeza en un ataque de paramilitares en Managua

Teyler Leonardo Lorío Navarrete, fue asesinado en una de las calles de las Américas Uno de esta capital alrededor de las 7:30 de la mañana

Teyler Leonardo Lorillo Navarrete, el bebé asesinado este sábado. LA PRENSA/Tomada de redes sociales

El niño Teyler Leonardo Lorío Navarrete, de 14 meses de edad, fue asesinado la mañana de este sábado de un disparo en la cabeza en una de las calles de las Américas Uno, en Managua, en un ataque de paramilitares y policías, confirmaron familiares.

El hecho ocurrió a eso de las 7:30 de la mañana cuando los padres del niño circulaban por el sector entre la Ocho de Marzo y Las Américas Uno, donde se registraba un ataque con armas de fuego por parte de grupos paramilitares leales al gobierno y policías, a pobladores de la zona.

 

Una de las balas impactó en la cabeza del niño, aseguró su abuelo Jaime Lorío. “Quién iba a ser, la guardia… todos andaban por allí como siempre”, aseguró el abuelo del niño cuando fue consultado quiénes habrían disparado contra su familia.

“Aquí nos cayeron desde las 5 de la mañana cuando están atacando las Américas y los alrededores”, mencionó el abuelo.

“Aquí nosotros somos cristianos evangélicos y nosotros esperamos que el Señor haga el cambio total que saque lo malo y traiga lo bueno”, indicó Lorío, quien anunció que los restos de su nieto serán velados frente a la cancha de Villa San Jacinto.

Asedian barrios

Otros vecinos de ese barrio afirmaron que este y los sectores aledaños amanecieron aterrorizados por el fuego de las balas disparadas contra manifestantes, donde a tempranas horas aún permanecían este sábado levantadas muchas barricadas.

Igualmente la Policía y paramilitares mantienen una especie de cerco sobre varios barrios capitalinos como Las Américas, Georgino Andrade, Villa Progreso, Nueva Libia, Villa Venezuela y Villa Libertad entre otros. En Villa Austria, a través de un vídeo, se reportó la muerte de Arturo Gómez. Según un vecino, un francotirador le disparó en la entrada principal de ese sector.

En ese sector también se reportó la muerte de José María Orozco, quien será velado en el sector de Américas Uno. Orozco tenía problemas mentales y los policías lo mataron la mañana de este sábado en la calle, dijo una pariente de esta que prefirió no identificarse.

También Marlon Gutiérrez murió en el sector del Mercado Iván Montenegro.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, se pronunció por medio de su cuenta de Twitter sobre el asesinato del bebé y dijo que “mi oración al Señor por su familia y mi cercanía amorosa en tan inmenso dolor”.

 

Asimismo el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó el asesinato del bebé y reiteró el llamado al cese de la violencia.

Versión policial

La Policía justificó la muerte del pequeño Teyler Leonardo Lorío Navarrete al asegurar que esta mañana sus miembros fueron atacados por supuestos “delincuentes” que les dispararon con armas de fuego cuando acompañaban a trabajadores de la Alcaldía de Managua, que realizaban labores de limpieza para despejar las vías, “con la finalidad de restituir la libre circulación de las personas y vehículos desde el paso a desnivel de Rubenia hasta el Mercado Iván Montenegro”.

El alegato de la Policía fue que “al desplazarse por el barrio Américas número 1, sector La Curva, fueron atacados con armas de fuego por delincuentes que asedian los barrios aledaños a la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), resultando fallecido por impacto de bala el niño Teyler Leonardo Lorío Navarrete, de un año de edad”.

...

Notas Relacionadas