Portada_Super_Banner_P_Section_1

Paramilitares queman viviendas tras atacar Masaya

Tras el ataque a Masaya el martes por la mañana, policías y parapolicías quemaron viviendas

Masaya

La vivienda del opositor al gobierno Ortega Murillo, Chester Membreño, quemada la madrugada del miércoles. HOY/Manuel Esquivel

Como lo hicieron con dos casas en Managua —en una de las cuales falleció calcinada una familia entera—, policías y parapolicías orteguistas quemaron la madrugada de ayer dos viviendas en Masaya.

Una de las casas quemadas es el hotel Masaya, propiedad de los familiares de Cristián Farjado, vicecoordinador del Movimiento 19 de Abril en esta ciudad.

La otra casa que ardió fue la de Chéster Membreño, quien ha participado en las protestas contra el Gobierno no como parte del movimiento, sino como activista del opositor partido Ciudadanos por la Libertad (CxL).
Las familias vivieron una madrugada de horror por el asedio de los parapolicías, que los desalojaron a punta de golpes y disparos intimidantes al aire para luego quemar las viviendas.

El opositor Chester Membreño en su casa tras ser quemada durante la madrugada del miércoles. HOY/Manuel Esquivel

Saña con anciano

Fajardo dijo que su tío René Caballero, de 69 años, se encontraba en el interior del local. Fue agredido por los sujetos que, sin ninguna piedad y armados, lo atacaron hasta dejarlo ensangrentado. Acto seguido saquearon el inmueble, para luego prenderlo en llamas.

“Los malditos orteguistas se quedaron afuera del hotel, tirando balas a los vecinos que intentaban ayudar, después se fueron a la estación de bomberos para que estos no salieran a sofocar el incendio. Las llamas consumieron gran parte del hotel y también afectaron a casas vecinas, solo entonces se fueron”, relató Fajardo.

Por su parte, la dueña de una vivienda vecina del negocio expresó que no tiene ningún vínculo con la situación sociopolítica que vive el país, pero también fue afectada. Relató que tuvo que huir de las llamas junto a sus dos hijas, de 10 y 15 años de edad.

Por su nombre

Asimismo, cerca del hotel, la casa de Membreño fue parcialmente quemada. El afectado relató que los paramilitares llegaron a su casa y golpearon la puerta preguntando por él e insistiendo que les abrieran.
Su mamá, una mujer de 67 años, nerviosa y temiendo morir quemada como la familia del barrio Carlos Marx de Managua, después de tanto asedio, abrió la puerta.

La señora contó que entraron tres sujetos, catearon toda la casa, y al no encontrar a Membreño, salieron y le prendieron fuego. “Daniel Ortega, el Frente Sandinista y sus paramilitares venían a matarme”, denunció el opositor.

Jeyner Moises Campos asesinado en el ataque a Masaya fue sepultado ayer. Hoy/Manuel Esquivel.

Sepultan a caídos

En tanto, bajo un ambiente de zozobra por la presencia de policías que se ubican en las cercanías del cementerio del barrio San Carlos de esta ciudad, fueron sepultados los masayas caídos durante el ataque de policías y parapolicías el martes.

La muerte de Marcelo Mayorga, de 33 años, conmocionó a todo Masaya, pues además de ser un tradicionalista conocido, la crueldad policial quedó grabada en un video de su esposa pidiendo ayuda para mover el cuerpo de la zona del tiroteo.

El féretro con el cuerpo de Jeyner Moisés Campos —otro caído—, acompañado de sus familiares más cercanos, esperaba en el cementerio San Carlos a que llegara su madre, quien viajó desde Costa Rica para dar el último adiós a su hijo. Campos recibió cinco tiros; dos en la mano derecha, dos en la pierna izquierda y uno en el abdomen, este último fue el que lo mató, ya que le perforó el hígado, según relato de su prima Heissel Guevara. A ese mismo camposanto fue llevado Marvin López, de 49 años, del reparto Fox, quien se ganaba la vida como taxista.

 

...

Notas Relacionadas