Muere de un balazo en el ojo y se convierte en la víctima número 13 de Masaya

Darwin Ramón Potosme murió durante un enfrentamiento en la zona del parque central, ubicado a unos 200 metros de la estación policial

Darwin Ramón Potosme José se convirtió en la víctima número 13 de la ciudad de Masaya. HOY/Manuel Esquivel

De un balazo en el ojo izquierdo murió este domingo Darwin Ramón Potosme José, de 33 años, durante un enfrentamiento entre policías y pobladores, en la zona del parque central, ubicado a unos 200 metros de la estación policial.

Esta se encuentra sitiada por las barricadas que la población autoconvocada dispuso para que los oficiales no lograran recibir refuerzos, y que a su vez, no salieran de la estación y continuaran con la represión, desde el 2 de junio.

Dentro de la delegación policial aún permanece el jefe de Investigaciones y subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Ramón Avellán, quien la última vez que brindó declaraciones a medios independientes lucía desaliñado y cansado.

Por francotirador

El joven se convirtió en la víctima número 13, desde que a inicios de junio, los masayas levantaron barricadas en todas sus calles para protegerse de la brutal represión policial. Solo el primer fin de semana del presente mes, dejó diez muertos en esta ciudad.

Por su parte, testigos de la muerte de Potosme José dijeron que fue ultimado por el disparo de un francotirador.

La víctima salió de su casa en Monimbó después de las 5:00 de la mañana de ayer domingo para apoyar a los otros jóvenes que resistían el ataque policial.

Pese a que sus familiares le dijeron que mejor no fuera al lugar del enfrentamiento, la víctima dijo: “No, no me puedo quedar, mi gente anda ahí, tengo que ir, no puedo dejarlos solos”, relató una de sus tres hijas, Adilia Marín, quien agregó que el monimboseño se involucró en la protesta pacífica desde que inició, ya que estaba en desacuerdo con la brutal represión que ejercía el Gobierno contra los universitarios.

“Tengo entendido que un francotirador le dio, le vació el ojo, le desbarataron la cabeza y los malditos no dejaban que recogieran el cuerpo; los jóvenes tuvieron que tirar bombas de libra para recoger su cuerpo, porque ellos —los policías— no dejaban; ¿cuántos muertos más quiere este Gobierno?”, agregó Marín.

En la refriega, que duró más de una hora, los policías disparaban ráfagas de balazos, “tiraban a matar”, sostuvo uno de los heridos. Al escuchar el ataque, la iglesia San Miguel sonó las campanas en señal de alerta para la protección de los masayas. Además de la pérdida de Potosme José, otras dos personas recibieron impacto de bala; una a nivel del escroto, y la otra, en la zona de la axila,  ambas recibieron atención médica. Una tercera persona fue impactado por un mortero en su mano izquierda.

Campaña para difamar

El párroco de la iglesia San Miguel, Edwin Román, en Masaya, denunció que las amenazas hacia su persona se han recrudecido, tomando en consideración que jóvenes que fueron liberados relataron que los oficiales de la Policía Nacional de Masaya, bajo intimidación, los obligaron a grabar un video en el que culpaban al sacerdote de pagarles, además de mencionar que el sacerdote guardaba armas y pólvora en la casa cural.

El sacerdote refirió que “me siento amenazado por el Gobierno, ya que me están incriminando actos que como sacerdote jamás podría realizar”, sostuvo. A la vez, aclaró que en la parroquia realizan una labor humanitaria, donde además de atender a los heridos sin ningún tipo de distinción política, social o de otra índole, también funge como albergue.

“Es una incriminación que me están haciendo, me siento perseguido por este Gobierno por esas amenazas (…). Cualquier cosa que ocurra a mi persona, pues, yo acuso a este Gobierno”, denunció.

El secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva Sánchez, explicó que la iglesia San Miguel ha sido objeto de una campaña de desprestigio, por medio de mensajes en redes sociales, donde se señala que el padre aloja ciudadanos en protesta, contrario a la labor que ha desempeñado.

...

Notas Relacionadas