Portada_Super_Banner_P_Section_1

Monaguillo apenas tenía 15 años y recibió bala en el tórax

Según los pobladores, al monaguillo le disparó un francotirador que se encontraba en la casa del FSLN, ubicada en el barrio San Felipe...

Los ataques de paramilitares en Nicaragua han acabado con la paz de las familias de toda Nicaragua. Estas fuerzas de choque cuentan con armas letales. HOY/Foto: AFP

León y Managua

Paramilitares asesinaron este jueves de un disparo en el pecho al adolescente Sándor Manuel Dolmus, de 15 años, quien era monaguillo de la Catedral de León.

La información fue confirmada por el padre Víctor Morales, responsable de Comunicación de la Diócesis de León.

El joven murió en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello, hasta donde fue trasladado luego de recibir el disparo cerca de su casa, en el barrio San Juan.

Según los pobladores, a Dolmus le disparó un francotirador que se encontraba en la casa del FSLN, ubicada en el barrio San Felipe y de donde se ha denunciado que salen los paramilitares para atacar a los manifestantes.

El párroco de la iglesia en Zaragoza, Tomás Sergio Zamora, sonó las campanas para alertar a las familias de este sector ante el ataque armado de los sujetos encapuchados. “Señor Jesús… ayúdanos a vencer el mal”. Así escribió desde su Facebook el adolescente Sándor Dolmus, de 15 años, horas antes de recibir un disparo en el pecho.

El adolescente se rindió ante la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos mientras le realizaban una cirugía en horas de la tarde.

También resultaron heridas al menos cinco personas, que fueron trasladadas a puestos médicos improvisados.

Tras conocerse que Daniel Ortega había aceptado volver al diálogo, se creyó que la represión se detendría. No obstante, la situación recrudeció porque los grupos parapoliciales siguieron atacando y producto de esa ofensiva se reportaron muertos, desaparecidos y lesionados. Álvaro Leiva Sánchez, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), informó que este jueves en Tipitapa Ezequiel Martínez, de 23 años fue asesinado por turbas.

El joven supuestamente protegía una de las barricadas ubicadas en el barrio Oronte Centeno.

Martínez aparece en un video que se ha viralizado en las redes sociales desangrándose, luego de recibir el disparo. Asimismo, se aprecia el pánico de la población y a un grupo de amigos que le gritan: “Aguantá perro”.

Otra de las víctimas en este municipio —de acuerdo con Leiva Sánchez— fue Agustín Mendoza, de 22 años, también víctima de la represión gubernamental.

Un tipitapeño que amó su patria

Ezequiel Martínez, de 23 años, fue asesinado por turbas del orteguismo. Según sus amigos, este apoyaba fervientemente la lucha contra la dictadura. Sus familiares piden justicia por la muerte de su pariente.

Terror en masatepe

Los autoconvocados han expresado su descontento con el Gobierno de muchas maneras. HOY/Foto: AFP

A Masatepe el miércoles, incursionaron más de 12 camionetas llenas de antimotines y fuerzas de choque. Ellos provocaron la muerte de Leopoldo Pavón Pérez.

Asimismo, se confirmó la muerte de Wiston Saballo, de 24 años, habitante del barrio El Porvenir.

El hecho ocurrió la madrugada de ayer. Gilberto Urroz fue otro nagaroteño víctima del orteguismo y se conoció el asesinato de Héctor Samuel Tinoco Rostrán, de 40 años, quien cayó en El Cuá, Jinotega.

Derechos Humanos en total peligro

Managua
Francely Navarro

Álvaro Leiva Sánchez es uno de los defensores de los derechos humanos que recomienda a Ortega cumplir las peticiones del pueblo. HOY/Foto:
archivo

El recrudecimiento de la violencia que se ha vivido en los últimos días en Nicaragua tiene preocupados a los distintos organismos defensores de los derechos humanos. Ellos, día a día, se encargan de archivar testimonios de ciudadanos amenazados de muerte, personas desaparecidas, jóvenes asesinados, entre otros.

Braulio Abarca, abogado del Cenidh, mencionó que mientras aumenta el número de autoconvocados al pie de los tranques y las barricadas, también se multiplican las agresiones y la cantidad de grupos parapoliciales en las calles.

“Hemos visto que las escaladas de represión son abruptas y efectivamente estas personas están contratadas para ejecutar y sembrar pánico”, señaló.

De igual manera, dijo que el Cenidh, como organismo a favor de la justicia, la democracia y la paz, condena todos los ataques que las turbas del Gobierno han perpetrado contra la sociedad civil, indefensa y desarmada.

“Ellos solo ejercen su derecho a protestar cívicamente. Es hora de que este Gobierno escuche a su pueblo y deje de lastimarlo”, afirmó el jurista.

Terror

Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), por su parte expresó que estos últimos días ha sido testigo de como familias enteras se encierran por temor o amenazas directas.

“La gente ya no soporta esta situación, llegamos a niveles superiores de crueldad y agresiones. Es lamentable, doloroso… Nicaragua ya no puede seguir en estas condiciones”, señaló.

También opinó que en este contexto de conflicto, la pareja presidencial debería ir pensando en una salida democrática.

“El clamor del pueblo es que se vayan, ellos tienen que aceptar ese deseo de la ciudadanía… dejar el poder. En otros países, los presidentes que son mal señalados optan por retirarse de las maneras más convenientes”, indicó Cuevas.

Asimismo, dejó claro que los presidentes no son indispensables. “Hoy está uno, mañana otro y esto de apegarse al poder no es sano… deben irse, ya no hay credibilidad en ellos”, aconsejó el promotor.

Álvaro Leiva Sánchez, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), solicitó al Gobierno mostrar una voluntad política de tomar en consideración lo que demanda la ciudadanía.

“Es necesario retomar el proceso del diálogo, pero como punto único: lo que demanda Nicaragua; que ya haya un cese de tanto derramamiento de sangre, de dolor y de muerte… ya no hay una confianza en la gestión de gobierno del presidente Ortega, él ha usado desmedidamente la fuerza”, concluyó.

Terror en León fue extendido

Managua y León
Eddy López / Yaosca Reyes

En el reparto San Carlos, los pobladores aseguraron que sujetos armados estaban incitando a la población a destruir los tranques. HOY/Foto:
Eddy López

Al menos cinco personas resultaron heridas luego que un grupo de paramilitares atacó la mañana del jueves a los pobladores que tienen barricadas en los barrios de León para protegerse de la represión orteguista. Los heridos fueron trasladados a puestos médicos improvisados.

Los enfrentamientos iniciaron en el barrio Zaragoza. Según los pobladores, a unas cuatro cuadras se encuentra la casa del FSLN, lugar de donde se ha denunciado que salen los paramilitares para atacar a los manifestantes.

Los pobladores en Zaragoza se defendieron desde sus trincheras de adoquines con morteros y piedras, pero los paramilitares descargaron balas y morteros hacia todas las familias.

El párroco de la iglesia en Zaragoza, Tomás Sergio Zamora, sonó las campanas para alertar a las familias de este sector ante el ataque armado de los sujetos encapuchados. Además informó vía telefónica que estos también atacaron con morteros la torre donde se encuentran las campanas de esta iglesia.

Aníbal Toruño, director de Radio Darío, vive en la zona y denunció que su casa de habitación estaba siendo acechada por paramilitares orteguistas.

“Desde anoche (el miércoles) se han intensificado la presencia y los movimientos propios de grupos de choque armados en la esquina este y oeste. Pero hoy se movilizaron más cerca, frente a la casa”, explicó Toruño, quien aseguró que aunque no dispararon contra su hogar, sí hubo asedio.

Fue entonces cuando Toruño habló con el comisionado Domingo Navas, monseñor Bosco Vivas y el vicario monseñor Silvio Selva, para que ellos lograran que estas fuerzas paramilitares al mando de Evert Delgadillo y Manuel Calderón se retiraran. Hasta el cierre de esta edición, los ataques continuaron.

...

Notas Relacionadas