Las crisis emocionales, el pan de cada día

Vivimos en un momento donde el pan de cada día son las crisis emocionales, estas se originan del ambiente hostil que se respira en las calles

HOY/Istockphotos.com

Vivimos en un momento donde el pan de cada día son las crisis emocionales, estas se originan del ambiente hostil que se respira en las calles de nuestra Nicaragua, existe una incertidumbre tremenda sobre cuando esto realmente va a terminar, si se van a cumplir las exigencias de la población en general que exige justicia y democracia a quienes se atribuyeron la potestad de velar porque se cumplan, sin embargo son estos mismos quienes llenan las mentes de miedo, de angustia, pánico, nerviosismo y demás emociones que los civiles están padeciendo.

La desinformación oficial mantiene a la población en un desconcierto tremendo, puesto que lo que se publica no es lo que realmente las personas están viendo o sufriendo en las calles. Son dos historias paralelas y contrarias que hacen dudar a la mente de los más incautos.

Realmente hay un quebrantamiento del aspecto psicológico y emocional de las personas. Algunos entran en crisis y no saben cómo lidiar con ellas. Otros al recibir amenazas se llenan de miedo y se paralizan. La crisis que estamos viviendo en este momento, es algo que todos generamos consciente o inconscientemente, y la forma resiliente de enfrentarlo es admitir que esto sirve ya sea para despertarnos del letargo que nos ha sumido en un estado de indefensión aprendida y movernos de ahí de donde estamos sentados, o para hacernos ver que necesitamos tomar la dirección en las vidas que deseamos.

Cuando logremos salir de este estado, créeme que lo haremos con mucha más fuerza y determinación de la que teníamos antes, con muchísimos aprendizajes sobre uno mismo, nuestra sociedad y la vida, que no pensábamos que existieran.

¿Cómo lograrlo? Algunas estrategias son sencillas pero muy eficaces para combatir en el campo mental las ideas que nos ponen en crisis. Piensa que todo pasa, o sea, asume la temporalidad de las cosas, nada es para siempre, de una u otra forma vamos a salir de esta crisis y esto debe hacerte sentir un cierto alivio, porque no permaneceremos en ella. Si estamos atravesando aún esta crisis es porque estamos caminando, conseguir los objetivos que nos tienen de esta forma solamente nos pondrá en una nueva crisis para la cual ya tendremos la experiencia de esta primera y lograremos actuar mejor.

Recuerda que siempre hay una vía de salida a cualquier crisis, lamentablemente no despertarás de un día para otro y ya todo habrá acabado, espera el proceso, vive el proceso, involúcrate sin miedo al proceso, pero cuidándote lo necesario y luego tendrás historias y anécdotas para tus hijos y nietos.

Evita magnificar el futuro, o sea, mucho del sufrimiento emocional viene de las ideas que estás acariciando en la cabeza pero que no es algo estadísticamente seguro que vaya a pasar así de trágico a como lo estás pensando.

Psicólogo clínico. Encuéntrelo en Facebook como: Psicólogo Martínez. Twitter: @PsicologoCli. Visita: www.psicologomartinez.com Teléfonos: 8584-9784/ 8608-9934

...

Notas Relacionadas