Abogadas de acusados: “Los muchachos son chivos expiatorios”

Abogadas defensoras dicen que acusados son inocentes de los hechos y piden la libertad de estos porque nada tienen que ver en el crimen del Paraisito

Los acusados Juan López Oporta, Michael Peña Gutiérrez, Fernando Ortega Alonso, Rommel Guillén y Kevin Antonio Martínez Mejía en la audiencia preliminar el 25 de abril de 2018. HOY/Archivo

HOY

Las abogadas Yonarqui Martínez y Vilma Ampié, quienes están defendiendo a cuatro de los cinco jóvenes, que son acusados por el crimen de Roberto Carlos García Paladino, de 40 años, ocurrido la madrugada del 23 de abril de 2018, en el barrio El Paraisito, Managua, consideran que los jóvenes nada tiene que ver en el crimen y que los autores de los disparos son gente del Gobierno.

“Es que los muchachos (acusados) son chivos expiatorios; los muchachos son procesados políticos”, señaló la abogada Martínez, defensa de tres de los acusados.

Dijo que desde el punto de vista legal hay un sinnúmero de deficiencias de actos investigarivos policiales y de otras diligencias.

“Te puedo poner un ejemplo, en el acta de defunción de la víctima (Roberto) no aparecen la totalidad de impactos de balas que recibió el cuerpo. Refleja que fue una muerte con arma de fuego, pero no te dice el número de impactos y el calibre de proyectil que le encontraron”, explicó Martínez.

Suspicacias

La defensa Martínez dijo que hay suspicacias cuando no ponen ni el calibre ni el tipo de arma con la que dispararon a la víctima, porque las armas que utilizaron en el crimen de Roberto, fueron armas que solo son utilizadas por la Policía Nacional.

“En este caso y en ninguno de los otros casos lo están haciendo, por qué, porque ellos están obviando la información”, explicó la defensa.

Manifestó que a ninguno de los jóvenes acusados por el crimen en El Paraisito, le realizaron prueba de parafina, lo que le hace indicar que los muchachos acusados son inocentes, porque ellos no dispararon al no existir una prueba de parafina.

Martínez expresó que el lugar de los hechos (en el barrio El Paraisito) no es el que señala la acusación fiscal; el lugar del crimen es el sitio donde las personas resguardaban el Palí de la P del H, y habían más de 300 personas cuidando el local para evitar que lo saqueran.

La abogada Martínez dijo que hay testigos oculares de los hechos, hasta con nombre y apellidos, y señalan que los que dispararon fueron dos funcionarios del Gobierno, “uno que trabaja para el INSS y que está ubicado en Plazas Las Américas y, según tengo entendido, esos dos funcionarios andan huyendo”.

Testigos de mentira

Por su parte, la abogada Vilma Ampié, quien defiende a uno de los procesados, manifestó que los testigos en el caso del crimen del Paraisito son testigos de mentira y son los propios policías los que testificarán en juicio.

Expresó que las entidades encargadas de investigar (Policía) y la de acusar (Fiscalía) están deslindando responsabilidades de las verdaderas personas que cometieron los hechos.

“¿Quiénes son los que acusan ante el juez? —la Fiscalía—, quién es la Fiscalía? —es parte del Gobierno— ¿Quién es la Policía? —es parte del Gobierno—”, cuestionó la abogada Ampié, quien pide la libertad de los muchachos.

No les interesa la justicia

El Abogado Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que al Gobierno no les interesa hacer justicia en el caso del periodista Gahona y crimen del Paraisito.

”BUSCAN (el Gobierno) chivos expiatorios para tratar de cubrir a los verdaderos culpables”, manifestó Cuevas.

...

Notas Relacionadas