El hielo, un gran aliado en el cuido de la piel

Beneficios de la hieloterapia para el cutis,una buena opción natural para rejuvenecer la piel

¿Hielo para el cutis? HOY/Istockphotos.com

¿Hielo para el cutis? Parece extraño, pero no es así, una piel que se hidrate y cuide sin importar la edad que se tenga, siempre lucirá más hermosa que una piel que no es cuidada ni hidratada. El hielo para el cutis es una buena opción natural para rejuvenecer la piel, específicamente la del rostro.

Lo mejor de todo es que el tratamiento facial con hielo puede ser realizado en la comodidad de tu propia casa, es accesible y los resultados que se obtienen son muy efectivos. Además de refrescarte la piel, lograrás tonificarla, lo cual contribuirá en la conservación de su firmeza.

Este tratamiento es originario de Oriente, y con el transcurso de los años ha ido incrementando su popularidad alrededor del mundo, hasta el punto de que hoy en día es muy elevado el número de personas que han optado utilizar esta opción para el cuidado de su cutis.

Toma en cuenta

Para aplicar esta terapia diariamente y de forma efectiva deberás tener en cuentas los siguientes pasos:

HOY/Thinkstockphotos.com

Antes de aplicarte el tratamiento para el cutis o hieloterapia, es fundamental que te limpies adecuadamente la piel de tu cara, y en caso de que estés maquillada, asegurarte de haberte retirado completamente el maquillaje. El hielo lo deberás envolver en una especie de paño que sea de tela o algodón, lo crucial es que el hielo jamás esté en contacto directo con tu cutis.

El paño lo frotarás por todo tu rostro, por un tiempo aproximado de uno a dos minutos. Cuando lo estés frotando, se sugiere que lo hagas con movimientos circulares, específicamente en las zonas de la barbilla, mandíbula, frente, mejillas y la nariz. Cuando estés frotándolo por la zona de los ojos, deberás ser más cuidadoso aún. Para culminar exitosamente este tratamiento, es recomendable que te apliques algún tónico facial que sea natural o algún producto para combatir el acné.

Beneficios

Suaviza la piel. Es capaz de tensar la piel contribuyendo en la reducción de la dilatación de los poros. Luego de cierta cantidad de meses aplicando el tratamiento del hielo, podrás ir notando los resultados, especialmente porque tu rostro lucirá más firme.

Disminuye las arrugas. Un gran resultado que obtienes con el uso del hielo para el cutis, es que se encogen los vasos sanguíneos de manera circunstancial mientras se está aplicando, lo cual es muy positivo para tu piel ya que esto hace que luego de retirarse el hielo, el propio cuerpo responderá incrementando el flujo de sangre caliente que es enviado a la zona, generando así que se oxigene aún más la piel y también hará que se reduzca cualquier tipo de inflamación e hinchazón que tengas.

Hidrata. La resequedad en la piel puede acarrear diferentes consecuencias, entre ellas las arrugas. Es común que las personas se bañen o limpien su cara con agua caliente, lo que origina resequedad. Con el paso de los años la persona lucirá una piel que aparentará mucha más edad. Sin embargo, con el uso del hielo podrás conservar la piel de tu rostro hidratada y con frescura.

Controla el acné. Los granos en la cara es un problema que incluso puede ocasionar irritación. Cuando se aplica hielo se podrá apaciguar la irritación, reducirá la inflamación y el proceso de cicatrización será más rápido.

...

Notas Relacionadas