Chimmy consigue el título CRF tras un brutal nocaut a Víctor Fernández

Eran hachazos sobre su pierna derecha. Había rostro de preocupación en la esquina de Leonardo Morales. Terminó el primer asalto contra Víctor Fernández y Chimmy salió cojeando sobre los brazos de Alex Bustamante. Su adiestrador lo tuvo que levantar, no se podía poner en pie por él mismo. No obstante, el nicaragüense estaba cansado más […]

Leonardo Chimmy Morales mostrando su título. HOY/CORTESÍA

Eran hachazos sobre su pierna derecha. Había rostro de preocupación en la esquina de Leonardo Morales. Terminó el primer asalto contra Víctor Fernández y Chimmy salió cojeando sobre los brazos de Alex Bustamante. Su adiestrador lo tuvo que levantar, no se podía poner en pie por él mismo. No obstante, el nicaragüense estaba cansado más por fracasar y perder por segunda ocasión consecutiva que de los mismos intercambios contra Canelo.

Esas caras largas, miradas de agonía por el porvenir oscuro en el octágono cambió bruscamente. Morales decidió continuar en el segundo asalto, no había pasado un milagro que le curara la pierna al sonar de la campana. Disimulando el dolor de pisar la lona mientras esquivaba las patadas de Canelo, Chimmy se dio cuenta que la única llave para alcanzar el título de las 145 libras de la Central Real Fight (CRF) era manteniéndose arriba de la lona.Tras una patada al costado del hígado del tico, el pinolero reaccionó instantáneamente con una izquierda en volado que partió la quijada del costarricense, noqueándolo en el segundo asalto, restando tres minutos para el final.

Chimmy sobrevivió para ganar. Primero pasó de estar en el piso evitando las llaves complejas de Fernández, luego soportó los impactos en su pierna derecha. Todavía a un minuto del final del primer asalto Morales cayó y se pensó que sería el final. De lo único que había dejado constancia, era el poder de sus puños, debido a que Canelo tenía el rostro con sangre.

“Mi hijo me dijo que regresara con el título”, dijo tras el combate Leonardo. Seguramente esa voz sonaba como repetidora cuando cojeó en el segundo asalto contra pronósticos. Y es que esa mano izquierda fue el rayo esperanzador en la carrera del pinolero, la cual está con siete victorias y tres derrotas, mientras Canelo perdió su racha de 10 victorias consecutivas. Sumó su quinta derrota por 13 triunfos.

...

Notas Relacionadas