El niño que estuvo en coma y sobrevivió al ser catapultado por motocicleta

Tuvo un final feliz: el papá del niño quien es un mariachi cristiano, tiene buenas relaciones con el joven que atropelló a su niño y no le guarda rencor

Niño

El mariachi juan reyes, junto a su pequeño santiago, cuatro meses después de enfrentar de que su niño fuese atropellado por una motocicleta en una calle de Waspán Sur. HOY/Wilih Narváez

HOY

El día que fue catapultado por una motocicleta, Santiago Adonai Reyes Arcede, de 4 años, quedó en estado crítico y sus padres no recibieron ninguna palabra alentadora de que podría sobrevivir.

“Los doctores decían un montón de cosas, y quizás tenían razón, porque su conocimiento lo evalúan para que hablen así, pero ya Dios es el único al que le suplicamos”, expresó su progenitor Juan Reyes.

Santiago estuvo nueve días en coma y con tubos en su pequeño cuerpo.

“La única opción que tenemos para que sobreviva, es que le vamos a operar el cerebro”, le dijo un médico. La intervención quirúrgica duró siete horas.

Conforme pasaba el tiempo, el pequeño mostraba mejoría. El diagnóstico de los médicos tuvo un nuevo giro.

“El niño va a sobrevivir, pero desde ahorita les advertimos que va a quedar con secuelas”, fue la noticia que recibió Reyes de parte de los médicos. El pequeño estaba sentenciado a tener problemas de aprendizaje y que no podría hablar.

Reyes, quien labora en una empresa distribuidora de gaseosas, y que también es mariachi cristiano, se aferró a la fe en Dios de que sucedería un milagro.

“Mantuvimos la palabra que el mismo Dios que lo estaba recuperando, ese mismo Dios me lo va a perfeccionar”, expresó. En niño en total permaneció 27 días hospitalizado.

Recuperado

Niño
Santiago Reyes, no tiene problemas de aprendizaje. En la pierna derecha tiene un material que será extraído. HOY/CORTESÍA

El trágico accidente de tránsito se registró en febrero de este año, en una calle del barrio Waspán Sur de la capital.

Ese día, la motocicleta de Cristhian Pérez Alfaro, presentó desperfectos mecánicos y se deslizó en la calle, yendo a impactar al pequeño y a su progenitora, quienes se encontraban en una panadería.

Aracelly Arcede Orozco, de 22 años, resultó con raspones y fue trasladada a un centro hospitalario. Afortunadamente no quedó con secuelas.

Uno de esos días dolorosos, Juan Reyes pasó comprando tres carritos de distintos colores en el mercado Israel Lewites, para luego dirigirse al Hospital Fernando Vélez Paiz , donde permanecía su niño.

“Se los compré para algún día que volviera a su normalidad, juegue. Cuando yo llegué, los estaba desinfectando con alcohol, él (Santiago) miró que yo los estaba limpiando, y me estiró la mano y yo se lo doy, y mira que yo estaba limpiando el otro y me estiró la mano”, recordó Juan con una gran sonrisa.

Al siguiente día le compró otros tres carritos, y el pequeño le pidió que le diera el juguete de color azul. Juan emocionado empezó a preguntarle de qué colores eran los otros y le respondió con exactitud.

Luego sacó su celular y empezó a mostrarle fotos de sus familiares y Santiago reconoció a todos.

Las sentencia de que no hablaría y que tendría problemas de aprendizaje quedaron en el pasado.

Cuatro meses después de ese momento doloroso para esta familia, ahora todo es felicidad.

Llegaron a un acuerdo

El mariachi Juan Reyes dijo que llegaron a un acuerdo con el motorizado.

Juan aseguró que no tiene odio en su corazón contra el joven, y que conservan buenas relaciones. Incluso le da raid cuando lo mira, porque el muchacho trabaja como caponero.

 

...

Notas Relacionadas