Principales atractivos a seguir en la cita mundialista

Con la experiencia y categoría de Andrés Iniesta, Sergio Ramos y Gerard Piqué más los jóvenes herederos del “tiki taka” como Isco, Asensio y Lucas Vázquez, España tiene casi todo como para solo redimirse de su fracaso en primera ronda en Brasil-2014.

Alemania es eterno candidato para ganar los Mundiales de Futbol o al menos para llegar a la final. AFP / LEON KUEGELER

HOY

¿Podrá Messi por fin romper el maleficio argentino y ganarle otra pulseada a Cristiano? ¿Alemania logrará el bicampeonato con un mix de generaciones? ¿Extenderá Brasil su impulso ganador a Rusia-2018? Algunas claves para un Mundial con muchos aspirantes.

Messi-Cristiano:  la lucha continúa

El Pulga arrastra un karma de tres finales consecutivas perdidas (Copa América de 2015 y 2016 y Mundial-2014) y en Rusia, con 31 años, tendrá tal vez la última oportunidad de saldar una deuda que lo obsesiona.

Su enemigo íntimo en la pelea por derribar todos los récords, el portugués Cristiano Ronaldo, aún disfruta las mieles de la tercera Champions consecutiva que ganó con el Real Madrid, aunque en el Mundial deberá extremarse para llevar de la mano un seleccionado como Portugal, que no figura entre los favoritos.

Sin embargo, el luso llega a Rusia con una carga más aliviada que la de su rival del decenio luego de haber conquistado la Eurocopa-2016, mientras el crack argentino aquilata una medalla de oro olímpica y un Mundial Sub-20, pero le falta el título con la absoluta, algo que Argentina no consigue desde hace un cuarto de siglo.

A la final, si juega mal…

“Los malos seleccionados de Alemania llegan a la final de un Mundial, los buenos las ganan”, dice uno de los tantos dichos que refieren a la Mannschaft como un seleccionado casi invencible.

¿De cuál Alemania hablamos de cara al Mundial? ¿De la que no gana hace cinco partidos amistosos? ¿O de la que completó con puntaje perfecto sus 10 partidos en eliminatorias?

El entrenador Jochim Low, que ha logrado el 93.33 por ciento de los puntos en los dos últimos mundiales, combinó para Rusia a los campeones del mundo en 2014 (Müller, Boateng, Hummels, Kroos, Khedira, Özil) con los jóvenes ya exitosos que ganaron hace un año la Copa de las Confederaciones en Rusia (Draxler, Kimmich, Goretzka, Werner).

Confort

Cuando parecía que el morbo se extendía, apareció Tite y con Neymar, su mejor espada, puso las cosas en su lugar. Brasil estaba en 2016 fuera de toda opción de clasificación a Rusia cerca de quedarse sin Mundial por primera vez en su historia, profundizando el luto por la estrepitosa caída (7-1) ante Alemania en su cita máxima de 2014.

Pero Tite asumió que las crisis requieren de soluciones sencillas y no había otra a mano que la de volver a las fuentes, al “jogo bonito”, una marca de identidad que le dio a la seleçao cinco títulos mundiales.

La verdeamarilla perdió a un coronel como Dani Alves para el Mundial, pero tiene un cuerpo de oficiales de gran categoría como Casemiro, Paulinho, Coutinho y Gabriel Jesús, capaces de armar un desfile en la Plaza Roja el 15 de julio para celebrar el hexa que se les negó dos veces en casa.

Como diestro torero

Como un hábil torero, España hizo pasar de largo a una Argentina sin Messi con un paseo histórico que dejó marcas en Argentina y elevó la ilusión de los europeos. Incluida la goleada 6-1 ante la albiceleste, el entrenador Julen Lopetegui extendió a 19 partidos una serie invicta y llegará a Rusia amenazante, con varias espadas afiladas para intentar derramar al seleccionado la supremacía europea de sus equipos.

Con la experiencia y categoría de Andrés Iniesta, Sergio Ramos y Gerard Piqué más los jóvenes herederos del “tiki taka” como Isco, Asensio y Lucas Vázquez, España tiene casi todo como para solo redimirse de su fracaso en primera ronda en Brasil-2014.

...

Notas Relacionadas