La noche de ayer murió un estudiante atrincherado en la UNAN-Managua

En el ataque de paramilitares orteguistas contra estudiantes, el joven Chester Javier Chavarría, de 19 años, quien murió camino al hospital Vivian Pellas.

El ataque sucedió a eso de las 9:30 de la noche de este jueves.HOY/O.NAVARRETE

HOY

Dos camionetas con paramilitares pasaron rafagueando la noche de este jueves una de las barricadas que mantienen los estudiantes en los alrededores de la UNAN-Managua. En el ataque fue herido en el tórax el joven Chester Javier Chavarría, de 19 años, quien murió camino al hospital Vivian Pellas.

Los estudiantes de medicina que están en el recinto informaron que otro joven recibió un disparo en el brazo, éste también fue llevado al Vivian Pellas. Esta no es la primera vez que sorpresivamente pasan camionetas rafaguendo las barricadas que mantienen los atrincherados en la UNAN-Managua.

El ataque ocurrió a eso de las 9:40 de la noche de este jueves. Los estudiantes, que están en alerta ante posibles ataques en la madrugada, como los ocurridos en días anteriores, aseguran que las camionetas iban custodiadas por una moto.

 

“No tenía una barricada cerca”

“Un vehículo rojo venía despistando a los muchachos y pudimos ver como la camioneta Hilux comenzó a rafaguear, y escuchamos detonaciones desde la barricada de La Salle hasta la rotonda Universitaria”, manifestó unos de los estudiantes que se encuentra atrincherado en la UNAN, quien dijo que los vehículos aparecieron del lado de la Universidad Centroamericana (UCA).

El joven además manifestó que los estudiantes que resultaron heridos se encuentran estable. “Si lograron herir de gravedad a un compañero, fue porque se tiró al monte, porque no tenía una barricada cerca“, expresó el estudiante.

Ante tal ataque, los estudiantes, como medida de prevención decidieron cerrar totalmente los accesos a la universidad.

Persiguen a LA PRENSA

Durante el recorrido de LA PRENSA hacia la UNAN-Managua, el equipo de reporteros fue perseguido por dos motorizados desde la salida de las instalaciones de LA PRENSA. Los motorizados quisieron interceptar el vehículo en los semáforos de La Robelo, pero el conductor logró avanzar con velocidad y los perdió.

Cuando el equipo periodístico estaba en el recinto universitario, los motorizados llegaron a intimidar al conductor que se había quedado cerca de una de las barricadas, esperando a los reporteros. Los estudiantes lograron repeler a los motorizados a punta de morterazos

...

Notas Relacionadas